Antonio Maíllo mantendrá encuentros con el sector agrario onubense para impulsar la Ley Integral de Agricultura

La normativa, calificada por el coordinador general de Izquierda Unida como un “motor de empleo”, pretende fortalecer la distribución de productos agrícolas

El coordinador general de Izquierda Unida en Andalucía, Antonio Maíllo, ha mostrado el compromiso de su formación con el desarrollo y la puesta en marcha de la Ley Integral de Agricultura, un documento esencial que pretende dar un espaldarazo al sector agrícola andaluz. Maíllo, que mantendrá próximamente encuentros con el sector agrícola de la provincia de Huelva, resalta que la actividad agrícola genera en Andalucía por si sola 900.000 empleos, lo que da idea de la importancia de este tipo de normativas. La norma pretende fortalecer un modelo agrícola vinculado al fortalecimiento de la producción agroindustrial y mejorar la distribución de los productos del campo andaluz, verdadero caballo de batalla de las asociaciones y cooperativas agrícolas.

Desde Izquierda Unida se pretende dar un impulso a la Ley Integral de Agricultura en el tercer año de la legislatura porque el campo ha sido siempre uno de los ejes prioritarios del programa de gobierno.

La pérdida de renta de los productores y los trabajadores y trabajadoras del campo debido a la continua guerra de precios que provocan los gigantes de la alimentación y de la distribución están también entre las prioridades de Izquierda Unida. De hecho, Antonio Maíllo puso como ejemplo los quebrantos que está causando en la actualidad el veto ruso a los productos españoles y que en Huelva está ya afectando a la producción de cítricos. Este tipo de conflictos provoca que los mercados se inunden de determinados productos y tiren los precios, lo que redunda en perjuicio de los agricultores.

ENCE: Maíllo exige a Fátima Báñez que “derogue la Reforma Laboral si quiere ayudar a los trabajadores de Celulosa”

Por otra parte, el coordinador general de IU no olvidó la situación que viven los trabajadores y trabajadoras de la Empresa Nacional de Celulosa (ENCE), amenazados con un Expediente de Regulación de Empleo para 294 empleados. Maíllo aplaudió la solidaridad mostrada por la ciudadanía en la manifestación del pasado lunes y aseguró que “un acto de esas características era muy necesario en un momento así”. “En Huelva no se puede permitir un solo despido”, recalcó Antonio Maíllo.

Pero dijo que le llamó mucho la atención “ver en la cabecera de la manifestación al alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez”. “No puede ser que un miembro del Partido Popular de Fátima Báñez, ministra de Trabajo, artífice de la Reforma Laboral encabece una marcha”, señaló Maíllo. El coordinador general de Izquierda Unida recuerda que ha sido el “Partido Popular (del alcalde de Huelva y de la sanjuanera Fátima Báñez) el que ha hecho posible la Reforma Laboral que deja las manos libres a las empresas para poder realizar medidas como las que se pretende aplicar en la planta de Celulosa”. A juicio de Maíllo, “la raíz del problema de ENCE está en la Reforma Laboral del Partido Popular, que ha creado un marco demencial para los trabajadores y que beneficia a las empresas”. Maíllo cree necesario “derogar esta Reforma Laboral” diseñada por el Partido Popular de Fátima Báñez y Pedro Rodríguez que posibilita que las empresas cierren y se vayan cuando quieran.