DEBATE DEL ESTADO DE LA CIUDAD 2017

Estamos ante el segundo debate sobre el estado de la ciudad de Huelva desde que gobierna el PSOE y Gabriel Cruz es alcalde de este Ayuntamiento.

Segundo debate que a la luz de lo acontecido desde la celebración del primero, pierde mucho del sentido que se le atribuye al mismo.

Y me explico.

En el debate del año pasado, los grupos expusimos nuestra visión de la ciudad y al final hicimos tres propuestas de resolución, que en el caso de Izquierda Unida, se aprobaron por unanimidad.

Sin embargo, un año después de haberse aprobado las mismas, solo una de ellas se ha cumplido en parte, las otras dos, ni se han cumplido, ni se las espera.

Esto que puede parecer una anécdota, es la norma de conducta habitual de este equipo de gobierno y de este alcalde, que es el responsable máximo de que se aprueben mociones que después no se cumplen.

Esto ocurre de manera constante, no solo con las mociones de Izquierda Unida, por desgracia, ocurre también con las del resto de grupos municipales y no solo en los plenos ordinarios. También, en plenos extraordinarios, como estos, del estado de la ciudad.

Este comportamiento político reiterado y constante del alcalde y su equipo de gobierno denota una falta de honestidad y de ética política que raya lo inadmisible, más aun después de las muchas quejas y denuncias que sobre esta cuestión hemos realizado ya en reiteradas ocasiones todos los grupos de la oposición.

Estamos ante un fraude político que se repite pleno tras pleno y que dice mucho del talante poco democrático del señor Alcalde.

En el pleno ordinario de antes de ayer dio buena prueba de ello, incumpliendo las normas de funcionamiento de las que este ayuntamiento y este pleno se han dotado. Más adelante profundizaré en ello.

Desde Izquierda Unida hemos pretendido ser en todo momento con nuestros tres concejales útiles a la gente que nos votó, a la gente humilde y trabajadora y a la mayoría social, a la que pretendemos representar dignamente. Lo hemos hecho ejerciendo la crítica como corresponde a quien está en la oposición, pero siempre acompañándola de propuestas.

En diciembre de 2016, presentamos una moción que se aprobó, para crear el Consejo Local de Medio Ambiente, que el señor Alcalde no ha cumplido.

En enero de este año se aprobó otra moción de Izquierda Unida que proponía la catalogación del Edificio de Correos. Seguimos esperando que se lleve a cabo.

También en enero de este año se aprobó la elaboración de los presupuestos municipales con perspectiva de género. El señor Cruz la ha incumplido, demostrando con ello que las políticas de igualdad de género, cuando se trata de destinar recursos, no están entre sus prioridades.

La tercera moción de enero de este año solicitaba una nueva regulación del tráfico en un tramo peligroso de la Avda. Pio XII. Esta moción también se aprobó por unanimidad y como las otras, tampoco se ha cumplido hasta la fecha.

En septiembre de 2016 se aprobó por unanimidad, la finalización del Parque Antonio Machado. A día de hoy el alcalde sigue sin cumplirla.

Para terminar con el capítulo de mociones de nuestro grupo aprobadas e incumplidas en el último año, señalar que en julio de 2016, propusimos la conexión a través del transporte público con el Hospital Infanta Elena. Otro nuevo incumplimiento.

Estos son solo algunos ejemplos de lo que denunciamos y que consideramos inaceptable y que vienen a sumarse a todas las mociones aprobadas e incumplidas en el primer año de esta legislatura.

La ausencia de mayoría absoluta debería entenderse como una oportunidad para que el Sr. Alcalde y su partido busquen el diálogo y el acuerdo con el resto de fuerzas políticas para sacar adelante las distintas propuestas. Lo que no es aceptable de ninguna manera es que se utilice como subterfugio (“escapatoria o medio engañoso y hábil para solucionar una situación difícil, escapar de un problema o peligro o eludir algo”) la estrategia de votarlo todo favorablemente, para no quedarse solo votando en contra en los plenos y después hacer lo que al Alcalde y a su equipo le parezca más conveniente, por decirlo delicadamente.

Con independencia de lo anterior, este último año de gobierno del PSOE ha tenido también como es lógico, aspectos positivos.

Sería poco serio y poco objetivo decir que todo se ha hecho mal y desde luego no seremos nosotros quienes neguemos los avances que se han producido con respecto a la etapa anterior y especialmente en determinadas áreas de gobierno.

Nos parece que se debe señalar un cambio positivo en la gestión económica y que en general ha hecho mejorar las cifras municipales, sin que ello elimine la critica a varias cuestiones importantes que en nuestra opinión son puntos negros de esa misma gestión.

La primera es que seguimos con los presupuestos prorrogados y que estamos inmersos en un pleito con el gobierno de España que genera una enorme incertidumbre ante cualquier decisión económica futura.

La segunda, es la falta de voluntad política para dar la necesaria participación a los grupos municipales de la oposición en una corporación sin mayoría absoluta y en la que el consenso entre los grupos municipales es más necesario que nunca en las actuales circunstancias de confrontación con el gobierno central.

Para evitar que eso se repitiera nuevamente con los presupuestos de 2017 propusimos en este mismo debate el año pasado (leo textualmente), “Que el ayuntamiento inicie en septiembre, al comienzo del próximo curso político, la redacción del reglamento de presupuestos participativos, para que, contrariamente a lo sucedido en la elaboración del presupuesto del 2016 recientemente aprobado, se garantice la participación a todos los grupos municipales de este ayuntamiento que así lo deseen y a la ciudadanía, en la redacción, elaboración y presentación del presupuesto para el año 2017”. Algo que, como en las mociones anteriores, se aprobó y tampoco se ha hecho.

La tercera cuestión que nos parece criticable desde varios puntos de vista es la afirmación que se hizo en su día por parte del alcalde y de la responsable económica de este ayuntamiento, de que la expropiación de las acciones del Recreativo no le costaría un solo euro al Ayuntamiento y a la ciudad.

Esta cuestión merece capítulo aparte tras los últimos acontecimientos, ya que nos parece que no se puede mentir a la ciudadanía y a los concejales como se ha hecho de manera reiterada en un asunto como este.

Ya alertamos en su momento, que la expropiación de las acciones del Recreativo a Gildoy, le costaría dinero al Ayuntamiento y se nos descalificó por ello, además de negar que eso fuese cierto. Sin embargo, no hemos tenido que esperar mucho tiempo para que los hechos nos dieran la razón.

Primero fueron 500.000 euros para patrocinio los que salieron del presupuesto municipal y ahora 350.000 para conseguir el aplazamiento de pago del total de la deuda con la Seguridad Social.

A continuación habrá que hacer frente al millón y medio restante de la deuda con la seguridad social, y todavía está por ver que después de esto no haya que afrontar también la deuda de 6,8 millones con Hacienda, y el resto de la deuda del club hasta los casi 23 millones de Euros. Todo esto si damos como cierta, la información que han transmitido los compañeros que pudieron asistir a la reunión con la empresa EUROSAMOP y en la que al parecer, esta manifestó que ellos no asumirían deudas de la gestión anterior.

La negativa a que tengamos los grupos de la oposición una copia del contrato firmado entre el Recreativo de Huelva y Eurosamop SL es la prueba más evidente de la actitud de ocultación y engaño por parte del Señor Alcalde en la gestión del dinero público de toda la ciudadanía de Huelva. Algo que nos parece inaudito y que no vamos a aceptar de ninguna manera.

¿Qué se pretende ocultar que impide que conozcamos el contrato?, ¿Quién ha puesto las condiciones en la negociación de este contrato?, ¿por qué tanta resistencia a que se hagan públicos los términos del contrato?
Hoy anunciamos aquí formalmente, que recurriremos a todos los mecanismos legales a nuestro alcance hasta que toda la ciudadanía y los grupos políticos de este ayuntamiento conozcamos todo lo concerniente a ese contrato.

Señor Alcalde, ¿le parece a usted democrático y transparente ocultar a toda la ciudadanía lo qué dice ese contrato? ¿Cuándo usted o alguno de sus concejales negocia y acuerda algo con una empresa lo hacen a título personal o como representantes de los ciudadanos de Huelva? ¿Qué teme de la difusión del dichoso contrato? ¿Qué quiere usted ocultar?

En los dos años que lleva usted como Alcalde de esta ciudad no le hemos visto defender nada con tanto énfasis y voluntad como la ocultación de los términos de este contrato. El espectáculo de autoritarismo que dio usted en el último pleno quedará como un triste recuerdo de lo que nunca debe hacer un alcalde democrático.

La actitud cobarde, cada vez más frecuente, de utilizar las prerrogativas de dirigir el pleno que tiene el Alcalde, sin limitación de tiempos, para evitar un debate en igualdad de condiciones con el resto de portavoces utilizando su última intervención, no para argumentar, sino para atacar y descalificar al resto de portavoces, le califica por sí sola.

Usted Sr. Cruz ya ha enseñado su verdadero rostro y a nosotros al menos, ya no nos engaña más. Usted como quien no quiere la cosa tira la piedra y esconde la mano. Pretende aparentar ser una persona ecuánime, sosegada, dialogante, muy demócrata. Pero en realidad es prepotente y soberbio. Y esa condición le sale cuando no encaja la crítica política que desde la oposición realizamos. Usted, como dicen los castizos es un suavón. Que aparenta una cosa pero que es otra. Como le dijo Antonio Maíllo, mi referente político en Andalucía a Susana Díaz, el suyo, Sr. Alcalde quien no lo conozca que lo compre.

Por otra parte, este año nos parece que ha sido un periodo de tiempo sin pulso político, sin inversión que cree empleo y que transforme la ciudad y con el exhibicionismo mediático y el populismo como única bandera de una política carente de iniciativas y falta de ideas.

Muy pocas cosas han cambiado en materia de urbanismo en nuestra ciudad desde que tuvimos este mismo debate el año pasado, hasta hoy.

Lo único destacable en este periodo de tiempo, ha sido la entrega, por fin, de las viviendas del Casa por Casa de Santa Lucia y la inauguración del paseo marítimo. Lo primero responsabilidad de la Junta de Andalucía y lo segundo responsabilidad de la Autoridad Portuaria. Por lo demás, poco o nada ha cambiado sustancialmente desde el punto de vista urbano.

Al contrario, aquellas cuestiones que son de calado y que de verdad harían cambiar esta ciudad son rechazadas por el equipo de gobierno con el apoyo en la mayoría de los casos de sus socios de Ciudadanos, ahora concejales no adscritos.

El PSOE sigue sin tener claro que modelo de ciudad quiere, y cuando desde Izquierda Unida hemos hecho propuestas para continuar con el acercamiento de la ciudad a la Ría o para cambiar el uso industrial actual de la Avda. Francisco Montenegro, con el objetivo de recuperarla paulatinamente para actividades distintas e incorporarla a la trama urbana de esta ciudad, se rechazan esas propuestas, poniéndose de manifiesto la subordinación de este equipo de gobierno a los intereses de la industria química frente al interés general de la ciudadanía puesto de manifiesto en innumerables ocasiones.

Otro ejemplo de esto último es que sigue sin cumplirse la moción presentada por Izquierda Unida y aprobada en pleno, de llevar a cabo la declaración de suelos contaminados en la ciudad de Huelva, demostrándose una vez más con ello, que no se quiere “molestar” a las industrias responsables de la contaminación de muchas hectáreas de suelo urbano, que están obligadas por ley a descontaminar para garantizar la salud y la seguridad de todas las personas de Huelva.

Este año transcurrido ha sido en nuestra opinión, en materia de desarrollo urbano, un año en blanco, una especie de compás de espera, en el que una vez más el Sr. Alcalde ha pretendido ganar tiempo hasta la llegada de los fondos europeos, como se ha visto en el pleno del miércoles, donde oh! Casualidades del destino, justo dos días antes de este debate, se trae un paquete de medidas, relacionadas con el EDUSI y otras propuestas realizadas por los grupos de la oposición a lo largo de lo que llevamos de legislatura, dando la impresión de que todo lo que no han hecho ustedes en este último año, lo van a hacer en el mes de agosto. Resulta curioso como después de un año casi perdido, ahora justo en puertas de este debate, el alcalde anuncia obras por doquier. Toda una copia de Populismo Periquista, tan admirada por usted, según confeso públicamente en el último pleno.

Para ir terminando mi primera intervención me quiero referir a la situación social de Huelva. Para no hablar de la percepción de lo que uno ve a diario pisando la calle, que a veces es el mejor dato, aunque sea subjetivo. Me voy a referir a los datos oficiales que nos indican, en primer lugar, que tenemos una tasa de paro del 37.1 % 15.210 personas sin trabajo y con una importante diferencia entre hombres (6432) y mujeres (8.778) y seguimos teniendo a 44.000 personas en procesos de exclusión, especialmente grave en lo que se refiere a la infancia y a las mujeres.

Huelva ocupa el décimo puesto de las ciudades más desfavorecidas de España, con barrios como El Carmen, El Torrejón, La Orden y La Navidad, castigados especialmente con los desahucios.

Por otra parte casi 4000 onubenses se han ido de Huelva en los últimos años, en su mayoría jóvenes. El 17 % de la población tiene más de 65 años y Huelva ocupa en niveles de renta el puesto 117 de 126 ciudades analizadas. Es la capital de provincia con el nivel de rentas más bajo. Así pues no estamos para gastar dinero en tirar cohetes, ni para muchas fiestas Sr. Cruz. Aquí no cabe encomendarse a la Virgen del Rocío como hace la ministra Fátima Báñez. Aquí solo cabe destinar todos los recursos y medios económicos posibles y contando con los magníficos profesionales que tiene este ayuntamiento, para llevar a cabo políticas sociales de manera coordinada con las demás administraciones que rompan los problemas estructurales que tiene esta ciudad, para no tener que recurrir como hacen ustedes solo a la política asistencialista y de beneficencia que atiende lo inmediato pero no soluciona el problema.

Hay que atender a las necesidades urgentes de la población, Si, por supuesto, pero no quedarnos solo en la caridad, tenemos que implantar el derecho y trabajar con el objetivo de la inclusión social.

Sr. Cruz, seguimos esperando el plan de inclusión social. Lo que le estamos reclamando desde Izquierda Unida es que desarrolle una política popular y no una política populista.

No se convierta en una copia de su admirado antecesor, aunque gobernase durante 20 años esta ciudad. Gobernar para hacer lo mismo es renunciar a la transformación de esta ciudad. No caiga usted también en el camino fácil del onubensismo solo de sentimiento. Vayamos a un onubensismo de razón, si quiere también de corazón, pero sin complejos Sr. Alcalde.
De corazón Republicano, Rojo y de izquierdas.