El Ayuntamiento de Huelva no paga sus cuotas de comunidad y provoca que le corten la luz a los vecinos de la Plaza Pintora Lola Martín

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huelva, Pedro Jiménez, exige al alcalde que de la ciudad, Pedro Rodríguez, “que cumpla con sus obligación de ingresar a las comunidades de vecinos de los bloques de viviendas ubicados en la Plaza Pintora Lola Martín las cantidades que les adeuda”. El Ayuntamiento debe ingresar en las cuentas de estas comunidades de vecinos las cuotas de las viviendas que son de su propiedad.

El Ayuntamiento lleva desde el pasado mes de octubre sin ingresar este dinero en las comunidades de vecinos. Esta situación ha provocado que hoy mismo se hayan producido cortes en el suministro de energía eléctrica en varios de los bloques de vecinos, lo que también afecta al suministro de agua, ya que ésta se distribuye en estos bloques mediante una bomba que funciona con electricidad.

Ante esto, Jiménez exige al alcalde que “ingrese de manera inmediata las cantidades que debe y además que garantice que estos pagos se realicen mensualmente, sin acumular los atrasos que se han producido por parte del Ayuntamiento hasta ahora”.

Jiménez informa que “desde que los vecinos se pusieron en contacto con el grupo municipal de Izquierda Unida para alertarnos de esta situación, hemos reclamado en varias ocasiones el pago de estas deudas al concejal del PP, Juan Carlos Adame, que a pesar de tener conocimiento de esta situación desde hace más de quince días no ha tomado las medidas para resolverlo, por lo que a partir de hoy han empezado a producirse los cortes del suministros de luz en algunos de los bloques de viviendas”.

El portavoz municipal de Izquierda Unida denuncia que “esta situación demuestra la total falta de sensibilidad social que tiene el equipo de gobierno del PP con las personas afectadas por esta situación y la absoluta desorganización en la que está inmersa la gestión municipal”. En este sentido, Jiménez señala que “estas viviendas dependían de la Empresa Municipal de la Vivienda y desde que ésta fue disuelta, la gestión de las mismas ha empeorado enormemente.”

El Grupo Municipal de Izquierda Unida, que se mantiene en contacto con los vecinos afectados para tratar de remediar este problema, exige al Ayuntamiento garantías para que no se vuelvan a repetir este tipo de situaciones.

La falta de pagos del Ayuntamiento está provocando además que las comunidades de vecinos no puedan llevar a cabo otros gastos, distintos de los del suministro de energía, con lo que las zonas comunes se están viendo deterioradas progresivamente.