El Pleno del Ayuntamiento de Huelva aprueba por unanimidad la moción de IU para paralizar las actuaciones que está realizando Fertiberia en las balsas de fosfoyesos

El Ayuntamiento, a propuesta de IU, comprobará los trabajos que está realizando Fertiberia en las balsas para los que no tiene ningún permiso ni licencia municipal El pleno del Ayuntamiento de Huelva ha aprobado por unanimidad la iniciativa defendida por Izquierda Unida para que la empresa Fertiberia deje de realizar actuaciones por su cuenta en las balsas de fosfoyesos. El presidente del Grupo Municipal de Izquierda Unida, Pedro Jiménez, ha denunciado que “Fertiberia está realizando trabajos sobre las balsas de fosfoyesos y nos tememos que consisten en ejecutar su proyecto sin tener en cuenta el Dictamen de la Comisión de Expertos. Ya que ésta es el que debe determinar la mejor solución posible para recuperar la marisma y devolverla a su estado original”. Así, el Ayuntamiento deberá comprobar los trabajos que está realizando actualmente Fertiberia en las balsas de fosfoyesos y también encargará a sus servicios técnicos jurídicos que emitan un informe para determinar si el proyecto presentado por Fertiberia cumple con el PGOU de Huelva. De este modo se permitirá a la Comisión de Expertos que, tal y como se ha acordado en el Órgano de Participación, realizar sin condicionantes su Dictamen para restaurar las marismas, y “evitar que Fertiberia pueda seguir actuando sobre los fosfoyesos sin licencia para ello y sin tener en cuenta las soluciones que deben aportar la mencionada Comisión de Expertos y científicos que va a formarse”, expone Pedro Jiménez. Además, la moción aprobada hoy por unanimidad incluye el acuerdo de que las tres administraciones presentes en el Órgano de Participación, Gobierno Central, Junta de Andalucía y el propio Ayuntamiento de Huelva, colaboren y faciliten el trabajo de los científicos e investigadores que conformen la comisión de expertos. También se incluye en esta moción que el Ayuntamiento de Huelva busque financiación de la Unión Europea para destinarlas a la restauración de las 1.200 hectáreas de marisma contaminadas por las balsas de fosfoyesos. Estos fondos se podrían sumar a las cantidades que tiene que sufragar la propia Fertiberia por ser la responsable de los vertidos y que debe pagar por el auto dictado por la Audiencia Nacional, tal y como se está haciendo en otros proyectos de descontaminación de entornos naturales, como es el caso de Flitx, en Tarragona. Por último, el pleno del Ayuntamiento de Huelva le va a proponer al resto de organizaciones que forman parte del Órgano de Participación que los medios de comunicación puedan acceder sin restricciones a las sesiones del mismo.