El Pleno del Ayuntamiento de Huelva aprueba por unanimidad la moción de IU para remediar las carencias y urbanizar la barriada Marismas del Odiel

La iniciativa también reclama al Consistorio que recoja los escombros de las viviendas vacías derribadas en Santa Lucía, lo que empezó a hacer el pasado lunes, una semana después de haberse registrado la moción para ello defendida hoy por el Grupo Municipal de Izquierda Unida, y que impermeabilice los solares donde estaban las casas que han sido derribadas.

El Equipo de Gobierno se mantiene en su negativa a facilitar a los grupos municipales de la oposición el contrato oculto del Recreativo con Eurosamop, ante las preguntas formuladas hoy por Izquierda Unida sobre este asunto.

El Pleno también aprueba apoyar las marchas sindicales en defensa de las pensiones públicas y rechaza crear una comisión de control del Servicio Local de Ayuda a Domicilio, ambas propuestas defendidas por Izquierda Unida.

El Presidente del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huelva, Pedro Jiménez, ha defendido en el Pleno celebrado hoy por el Consistorio de la capital una iniciativa para que los servicios técnicos municipales se dispongan a intervenir en la barriada Marismas del Odiel y realicen un informe sobre las carencias que suffren sus vecinos y vecinas en sus viviendas. Esta moción ha resultado aprobada por unanimidad y una de las medidas que incluye es que el informe en el que se recojan “las numerosas deficiencias que presentan las casas se trasladen a la empresa construcutora para que las arregle”, señala Pedro Jiménez. El acuerdo adoptado por el Pleno municipal también establece que el Ayuntamiento se disponga a urbanizar y finalizar los accesos a esta barriada, en la que ya residen un centenar de familias adjudicatarias del Plan Casa por Casa.
Respecto a la retirada de los escombros de las casas vacías y derribadas en la barriada de Santa Lucía, esto también queda recogido en la iniciativa de Izquierda Unida aprobada hoy. El Ayuntamiento comenzó a recoger estos escombros el pasado lunes, una semana después de haber registrrado IU esta moción y tras varias semanas abandonados en los solares donde estaban levantadas, lo que motivó la presentación de la iniciativa por parte de Izquierda Unida. El Ayuntamiento tampoco ha impermeabilizado los solares donde estaban las casas derribadas para evitar dañar a las viviendas colindantes. Esta medida también va incluida en la moción aprobada.
Jiménez detalló, durante el debate plenario, que “ningún vecino puede tener teléfono en su casa porque no hay conexiones para ello, junto a al barriada hay grandes socavones que amenazan con convertirse en grandes piscinas cuando llueva, faltan accesos peatonales y hay al menos dos calles sin asfaltar con las arquetas por encima del nivel del suelo”. Todas estas carencias y la presencia de humedades en algunas viviendas tienen que ser a partir de ahora remedidas por la empresa constructora o por el propio Ayuntamiento, según los compromisos del Plan Casa por Casa de Marismas del Odiel.
Por otra parte, el Pleno municipal también ha acordado hoy apoyar las movilizaciones que los sindicatos CCOO y UGT van a llevar a cabo para reclamar unas pensiones púlblicas dignas y en defensa del Sistema Púlbico de Pensiones. La concejala de Izquierda Unida, Mónica Rossi, destacó que “el Gobierno del PP ha vaciado el Fondo de Reserva para las Pensiones” que en 2011 tenía más de 68.000 millones de euros y “lo que quiere es acabar con las pensiones públicas para que la gente se vea obligada a contratar planes de penisones privadas”. “La precariedad, los salarios cada vez más bajos y las ridículas subidas anuales de las pensiones justifican totalmente estas movilizacoines sindicales que van a protagonizar los pensionistas que sois un ejemplo para todos y todas”, expuso Rossi.

Por último, la moción de IU para crear una comisión compuesta por sindicatos, grupos políticos municipales y técnicos muncipales para controlar la prestación del Servicio de Ayuda a Domicilio municipal, que lo presta una empresa privada, ha sido rechazada con los votos en contra del PSOE y la abstención del PP.