El Pleno del Ayuntamiento de Huelva vuelve a aprobar la moción de Izquierda Unida para declarar los suelos contaminados por la actividad industrial, “pero el gobierno del PSOE sigue teniendo miedo a las empresas para cumplirla”

Por segunda vez en lo que va del actual mandato de Gabriel Cruz (PSOE) como alcalde de Huelva, el Pleno del Ayuntamiento de Huelva ha aprobado la moción de Izquierda Unida para hacer que el Consistorio proceda a declarar los suelos contaminados por la actividad industrial que proliferan en el término municipal de Huelva. Esta iniciativa sólo ha tenido los votos en contra de los dos concejales no adscritos, Enrique Figueroa y Ruperto Gallardo; mientras que en el Pleno de julio de 2015, salió adelante casi por unanimidad, con la abstención de lo que en aquel momento eran los tres concejales de Ciudadanos. No obstante, a pesar de esta nueva aprobación, Pedro Jiménez, Presidente del Grupo Municipal de IU, ha denunciado que “henos traído de nuevo esta iniciativa para recordarle al equipo de gobierno de Gabriel Cruz que tiene que cumplirla, lo que no ha querido hacer porque ni tienen voluntad política para hacerlo y os da miedo enfrentaros a las empresas contaminantes, a las que no este Ayuntamiento se niega a reclamarles a descontaminar” los terrenos afectados por los vertidos y la actividad industrial que ya hayan cesado.

La iniciativa aprobada recoge que esta declaración de suelos contaminados, un procedimiento administrativo que forma parte legalmente de las competencias municipales, empiece por las 1.200 hectáreas de las cuatro zonas de las balsas de Fosfoyesos, el CRI-9 donde están las cenizas de Acerinox y los terrenos de la Avenida Francisco Montenegro en los que ya ha cesado la actividad industrial, como es el caso de los terrenos donde se asentaba la factoría de Foret. De este modo, el Ayuntamiento dispondría de mecanismos legales para reclamar a las empresas contaminantes que proceda a descontaminar estos terrenos, además de posibilitar la captación de más vías de financiación para llevar a cabo estos trabajos de descontaminación.

Ha llamado mucho la atención como la concejala delegada de Medio Ambiente, Esther Cumbreras, ha manifestado que “no hemos hecho nada” para llevar a cabo estas declaraciones de suelos contaminados porque el término municipal de Huelva “se llenaría de suelos declarados como contaminados y eso supondría una mala imagen para nuestra ciudad y pondría en marcha largos procesos para descontaminarlos”.

Ante esta argumentación de la inactividad del equipo de gobierno al respecto, Pedro Jiménez se ha mostrado “alucinado”, pues la declaración de suelos contaminados persigue eso mismo: “Que las empresas contaminantes asuman su responsabilidad legal y descontaminen como establece la Ley”. Jiménez ha añadido que “el PSOE vota lo que haga falta para quedar bien ante las cámaras de televisión y después incumplirlo descaradamente, con lo que volvemos a comprobar la falta de argumentos y la falta de voluntad política que tienen para justificar lo injustificable”.

En el Pleno municipal de hoy se ha estrenado como nueva portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida Mónica Rossi que toma el relevo de Pedro Jiménez, aunque éste seguirá como concejal un año más, hasta las próximas elecciones locales, en las que ya no se presentará.

Rossi ha comenzado su intervención como portavoz de IU, exigiendo al alcalde de Huelva, en las declaraciones previas al Pleno que “acabe con la nefasta política de oscurantismo que ha llevado hasta ahora en su pésima gestión para que el Ayuntamiento pueda vender el Recreativo de Huelva, y sea a partir de ahora totalmente transparente y no siga ocultando información a la oposición municipal y a la ciudadanía de Huelva sobre todo lo que tiene que ver con el Recreativo”. Rossi ha añadido que “esperaremos lo que nos diga mañana a los portavoces de la oposición, aunque le avisamos que la falta de transparencia que ha tenido hasta ahora, nos ha hecho que desconfiemos de él por motivos obvios”.

Por otro lado, Izquierda Unida ha obtenido el voto favorable de todo el Pleno, excepto el voto en contra del concejal no adscrito Enrique Figueroa, para la moción en la que se pide al Consejo Consultivo de Andalucía que se apresure en dictaminar sobre la nueva ordenanza de uso de espacios públicos para que las diez guarderías de la ciudad puedan disponer de zonas de recreos. Un problema que partió de la situación de la guardería Chicos 3, y que también afecta al funcionamiento del resto de escuelas infantiles que reclaman una seguridad jurídica para mantener su actividad.

Por último, la moción defendida por Mónica Rossi para que el Ayuntamiento apoye la propuesta para conceder a Federico García Lorca el Premio Nobel de Literatura, a título póstumo, ha sido rechazada por los grupos municipales del PSOE, del PP y los dos concejales no adscritos. De este modo, el Ayuntamiento de Huelva se queda fuera de esta campaña con la que se reivindica este “justo y merecido reconocimiento internacional” a García Lorca, que “a buen seguro habría obtenido si no hubiera sido vilmente asesinado por un pelotón de fascistas” en Granada en 1937.