El Pleno del Ayuntamiento vota por unanimidad contra los recortes en el Centro de Salud de Zalamea la Real

El alcalde de Zalamea, Marcos Toti, entrega en la Delegación de Salud el certificado del acuerdo plenario de la moción presentada por Izquierda Unida contra los recortes en el Centro de Salud de la localidad. La moción, donde se pide entre otras cosas el que la Junta contrate a dos médicos a jornada completa, fue aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos (Izquierda Unida, Psoe y Pp). Este mismo viernes, el alcalde de Zalamea entregó en persona el certificado del acuerdo plenario donde, entre otras cosas, la asignación de, al menos dos médicos a jornada completa, para el Centro de Salud de Zalamea. Del mismo modo, la moción pide continuidad de los facultativos, una dotación suficiente de medios materiales para el normal desarrollo del trabajo de las y los profesionales sanitarios y la instalación del sistema Diraya en el consultorio de la aldea de El Buitrón, una pedanía que carece del mismo. En la exposición de motivos, la moción indica que el deterioro que venía sufriendo el Centro de Salud de nuestra localidad, en cuanto a las prestaciones sanitarias en los últimos tiempos se ha visto agravado por la falta de médicos para atender a la población, tanto del pueblo como de las aldeas. El grupo municipal de IU del ayuntamiento de Zalamea la Real, a través de la concejalía de Salud, Igualdad y Bienestar Social, tras recoger las quejas y reclamaciones de los vecinos y distintas asociaciones y organizaciones locales, ha trasladado estas deficiencias a la Delegación de Salud de Huelva, en sendos escritos, uno con fecha 16 de octubre de 2013 y otro el 4 de febrero de 2014, que por fin fueron contestados en una carta el 27 de marzo de 2014 por 'La Dirección Médica' (no lo firma nadie) en el cual viene a decir que el Centro de Salud de Zalamea está perfecto en todo. Además también se han entregado en la delegación de Salud de la Junta de Andalucía en Huelva, en junio de este 2014, más de 1200 firmas apoyando el Manifiesto por un Centro de Salud en Zalamea con todas las garantías sanitarias, donde se pide que se atiendan las deficiencias que el consultorio zalameño padece, sin que estas firmas hayan sido contestadas por la Junta de Andalucía. Según relata la moción, la realidad del Centro de Salud de nuestra localidad es que: En la actualidad el Centro de Salud de Zalamea cuenta con dos médicos, con la jornada reducida uno al 75% y otro al 67%, que han de atender a su vez las urgencias domiciliarias, las visitas programadas a las aldeas y a ña Residencia de Ancianos, provocando que el Centro de Salud se quede sin médico en numerosas ocasiones. No hay derecho -continúa la exposición de motivos- “que en Zalamea, tengamos un médico por cada de 2.378 pacientes, mientras que en Andalucía la media sea de un médico por cada 1.462 pacientes o en España de 1.371”. Otro de los problemas detectados es la falta de continuidad de los médicos, con el consabido perjuicio que ello supone para la relación médico-paciente. Hay otra preocupante circunstancia que se viene dando en el Centro de Salud de Zalamea y es la falta de medios materiales para atender a los pacientes, situación que ha llegado a provocar que los propios profesionales sanitarios hayan pagado de su bolsillo la reposición de dicho material. La situación en las aldeas no era, hasta hace poco, menos preocupante, ya que a los vecinos y vecinas de El Pozuelo y El Buitrón, le fueron asignados en febrero de 2011, el médico en el Berrocal, teniendo que desplazarse el doble de kilómetros que si tuvieran su médico en Zalamea. Esta última situación ha sido subsanada este mismo mes de octubre gracias a la presión ciudadana, de distintos colectivos y del Ayuntamiento de Zalamea la Real, pero esta vuelta a asignar el médico de cabecera a las vecinas y vecinos de El Pozuelo y El Buitrón sin que antes se haya restituido la jornada laboral a los médicos de Zalamea, ha provocado un aumento de la carga de trabajo de las y los profesionales, así como una mayor deficiencia en la atención a los usuarios puesto que se aumentan los tiempos de espera y sin facultativos en el Centro de Salud. Ante esta situación el pleno de Zalamea ha decidido no permanecer impasibles, y considera necesario realizar actuaciones que permitan recuperar las condiciones de calidad y servicios profesionales médicos que le pertenecen y que hasta hace unos años, siempre ha tenido la localidad. El pleno declaró a través de la moción presentada por Izquierda Unida que en Zalamea se es consciente que desde el Gobierno Central se están aplicando fuertes recortes presupuestarios a la Junta de Andalucía (sólo para 2014, el Gobierno Central recortó a Andalucía 1.200 millones de euros), pero, al igual que es injusto este maltrato del Gobierno Central con Andalucía, es igualmente injusto el maltrato de la Junta de Andalucía con Zalamea la Real, por lo que en el punto segundo de la Moción se “exige expresamente al Gobierno Central que deje de castigar a Andalucía y que la trate como al resto de comunidades autónomas, además de restituir las transferencias de capital que estos años ha dejado de ingresar a Andalucía”. Por último la moción pide dar traslado de la misma a la Consejería de la Junta de Andalucía, a la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía en Huelva y a la presidencia del Gobierno de España. Tras la entrega de esta moción en la Delegación de Salud, y como se acordó en la masiva Asamblea Abierta celebrada el pasado miércoles en la puertas del Centro de Salud zalameño, el pueblo de Zalamea esperará un tiempo prudencial hasta tener una respuesta positiva por parte de la Junta de Andalucía antes de emprender nuevas movilizaciones, no obstante, ya se quedó convocada una nueva Asamblea Abierta para el jueves 6 de noviembre a las 18:00 horas.