Izquierda Unida aporta alimentos al Comedor Social de Cartaya

Representantes de la Asamblea Local de Izquierda Unida en Cartaya han visitado esta mañana las instalaciones del Comedor Social de la localidad y han aportado a esa institución más de treinta kilogramos de alimentos no perecederos. Esa donación ha sido obtenida mediante la aportación de personas que han participado en reuniones públicas celebradas por IU en el municipio.
Al encuentro con los responsables del Comedor Social han asistido por parte de IU su coordinadora local en Cartaya, Pepa Beiras; la militante de El Rompido Pepa Hurtado, y el portavoz en el Ayuntamiento, Miguel Ángel Gea. En el encuentro mantenido con Manuel Pérez como responsable del comedor se le ha informado de la convocatoria de ayudas para la Red de Solidaridad Alimentaria que acaba de hacer pública la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, a cuyo frente está el vicepresidente de la Junta de Andalucía y diputado de IU por Huelva, Diego Valderas.
Pepa Beiras ha expresado a Manuel Pérez el apoyo de IU al trabajo que realiza el Comedor Social, que cada día da de comer a unas 150 personas, una tercera parte de las cuales son menores de edad. La coordinadora local de IU en Cartaya se ha puesto a disposición de los responsables del Comedor Social para cuantas gestiones sean necesarias ante la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, que, entre otras cosas, es la encargada de la política de voluntariado de la Junta de Andalucía. Beiras también ha explicado la propuesta de renta básica universal que defiende IU para garantizar a todas las personas en Andalucía unas condiciones mínimas que les permitan vivir.
Por su parte, el concejal de IU en el Ayuntamiento de Cartaya, Miguel Ángel Gea, se ha comprometido a mantener la colaboración con el Comedor Social mediante, entre otras vías, la captación de donaciones de alimentos a través de los actos y reuniones públicas que promueva la organización en el municipio. Gea ha indicado que los comedores sociales no deberían ser necesarios en un Estado democrático, social y de derecho en el que todas las personas deberían tener garantizadas sus necesidades básicas y derechos como el del trabajo; sin embargo, las políticas neoliberales han conducido a nuestro país a una situación de emergencia social que hace necesario este tipo de instituciones porque es prioritario garantizar la alimentación de la población.