Izquierda Unida augura que el préstamo aprobado de 65 millones de euros con la Caja de Almendralejo traerá nuevos recortes al Ayuntamiento de Huelva

El portavoz del Grupo Municipal, Pedro Jiménez, lamenta que el alcalde incumpla su compromiso de no despedir trabajadores municipales

El Partido Popular ha aprobado en solitario en la sesión plenaria celebrada esta mañana por el Ayuntamiento de Huelva la suscripción de un nuevo préstamo de 65.679.252 euros con la Caja Almendralejo. Izquierda Unida ha votado en contra de este crédito que acarreará al Consistorio 110 millones más de deuda contando los 45 millones que deberá pagar en intereses durante los 25 años que dure la amortización. El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, Pedro Jiménez, asegura que detrás de esta operación vendrán nuevos ajustes, recortes de plantilla y subidas de tasas e impuestos tal y como ha sucedido con los otros tres préstamos de 83, 22 y 10 millones de euros negociados anteriormente.

Jiménez insistió en que los planes de ajuste  que acompañan a cada uno de los créditos abrieron la puerta al recorte de salarios de la plantilla municipal, al despido de los nueve trabajadores del Servicio de Recaudación Municipal y a la anunciada liquidación de la Empresa Municipal de la Vivienda con el consiguiente despido de toda su plantilla, que a día de hoy sigue sin cobrar tal y como el portavoz de Izquierda Unida volvió a recordar en la sesión plenaria.

Izquierda Unida ha recordado durante la sesión que el alcalde, Pedro Rodríguez, y el Partido Popular han sumido al Ayuntamiento de Huelva en una espiral de deuda sin fin. Para colmo, Pedro Jiménez ha denunciado el pago de facturas sin la preceptiva aprobación del Pleno por importe de 16 millones de euros. “Y para pagar esto y la deuda atrasada con proveedores se vuelve a pedir un nuevo préstamo de 65 millones de euros”, subrayó.

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida lamentó que el alcalde, que se ausentó en el momento del debate de la EMV, no aprovechara el Pleno para acabar con la incertidumbre de los trabajadores de la Empresa Municipal de la Vivienda. La moción de Izquierda Unida que solicitaba el pago regular de las nóminas y atrasos y la suspensión de la disolución de la Empresa fue rechazada por la mayoría absoluta del Partido Popular.

El Pleno sí aprobó la propuesta de Izquierda Unida sobre la elaboración de un inventario de todos los aparcamientos de bicicletas, la homologación del tipo de aparcamientos y la realización de una campaña informativa para dar a conocer los lugares destinados a aparcar y alquilar bicicletas.