Izquierda Unida denuncia “la impostura en el patronazgo” del Congreso Internacional de Cambio Climático

La coordinadora del Área Andaluza de Medio Ambiente de Izquierda Unida e integrante de la Ejecutiva Provincial de IU en Huelva, Pepa Beiras, califica de “impostura” lo que se está poniendo en escena en los días previos a la celebración del Congreso Internacional de Cambio Climático que tendrá lugar en Huelva a partir del próximo miércoles. Según Beiras, “tiene muy poco sentido que empresas que son responsables directas del cambio climático sean las protagonistas de este encuentro internacional mediante su patronazgo como hoy mismo sucede con Cepsa”. Beiras califica esto de “postureo ante la gravedad real de los problemas que acarrea el cambio climático”.

Beiras señala “que el Congreso Internacional sobre Cambio Climático va a reunir a numerosas personalidades científicas y expertas que seguro van a aportar grandes ideas para luchar contra el cambio climático, desde la ciencia, la sociedad y la política”. No obstante, “hará falta que los personajes políticos que inauguran el evento y las administraciones responsables tengan auténticamente la voluntad de intervenir ante los retos que se les van a plantear”.

Además, Beiras celebra que este Congreso tenga lugar en Huelva: “A ver si esto sirve para que todas las administraciones afronten de una vez los graves problemas y amenazas medioambientales que tiene esta provincia”. En este sentido, Beiras reclama tanto al ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que “cuando intervengan en la inauguración de este evento sean conscientes de que están en una provincia donde el medio ambiente ha sido continuamente dañado y reflexionen sobre sus responsabilidades por ello y las medidas que deben tomar para remediar esto y evitar más agresiones medioambientales”.

La responsable de Medio Ambiente de Izquierda Unida en Andalucía recuerda que fue el Gobierno de Zapatero el que le abrió la puerta a Gas Natural para almacenar gas en el subsuelo de Doñana, siendo éste uno de los frentes medioambientales de los muchos que Huelva sigue teniendo abiertos y contra los que nos estamos enfrentando junto a muchos otros colectivos”.