Izquierda Unida en Cartaya propone que las eléctricas paguen por ocupar suelo municipal

Izquierda Unida ha presentado una moción en el Ayuntamiento de Cartaya para crear una tasa a las líneas eléctricas y canalizaciones de agua, gas e hidrocarburos que ocupan suelo municipal en Cartaya.

IU Cartaya defiende que "si los bares pagan una tasa por ocupar vía pública con veladores, ¿por qué no las grandes eléctricas que ocupan el espacio público para obtener beneficios astronómicos?".

La ley establece que estas empresas deben tributar en los municipios a los que suministran por aire, suelo o subsuelo, determinando como hecho imponible la ocupación de las instalaciones que atraviesan los municipios, aunque no les faciliten suministro.

Aunque las compañías eléctricas han litigado para evitar el pago de estas tasas, el Tribunal Supremo ha avalado a los Ayuntamientos que la aplican, que podrían ingresar entre un 10% y un 40% de su presupuesto anual a través de este tributo.

Esta tasa puede proporcionar ingresos entre 3.000 y 12.000 euros al año por kilómetro lineal, dependiendo del tipo de tensión, y entre 500 y 4.000 euros al año por cada kilómetro de gasoducto, según estimaciones recientes.

Izquierda Unida Cartaya ha propuesto al pleno del Ayuntamiento que se haga un estudio para conocer la situación de las instalaciones de transporte de energía eléctrica, agua, gas e hidrocarburos en el municipio, con el fin de calcular el gravamen conforme a la jurisprudencia del Supremo.

Tras el estudio, el Ayuntamiento de Cartaya modificaría las ordenanzas fiscales gravando las líneas eléctricas y canalizaciones de estas grandes compañías. Con esta medida, se continuaría avanzando en la reforma impulsada por IU para una fiscalidad más justa y progresiva, que ha comenzado a hacerse realidad con el aumento del IAE a las grandes empresas que facturan más de un millón de euros en el municipio.