Izquierda Unida exige que “se extienda el certificado de defunción definitivo a la agresión de Gas Natural a Doñana”

Pepa Beiras, Coordinadora del Área Andaluza de Medio Ambiente de Izquierda Unida, y Rafael Sánchez Rufo, Coordinador Provincial de Izquierda Unida en Huelva, han realizado hoy una valoración de la misión del Parlamento Europeo a Doñana de la semana pasada. Al respecto, Sánchez Rufo ha declarado que “tras las evidencias del desastre medioambiental que supondría el nefasto proyecto de Gas Natural para almacenar gas en el subsuelo de Doñana, exigimos al PSOE que cómo hizo cuando Felipe González asistió al alumbramiento de este proyecto, extienda de manera definitiva el certificado de defunción a esta barbaridad”, ya que la empresa sigue adelante contando con la concesión de la parte denominada Marismas Occidental.

Por su parte, Beiras ha hecho referencia a las declaraciones del presidente de la misión del Parlamento Europeo (PE), Pal Csaky, ante la Comisión de Peticiones, en las que manifestó varias veces que en Doñana hay un problema ambiental muy grave. En este sentido, Beiras ha valorado positivamente que Csaky se haya dado cuenta de que "hay una empresa que ha decidido acumular gas en pleno subsuelo del Parque Nacional de Doñana y eso supone una gravísima amenaza sobre este valioso espacio medioambiental". La representante de Izquierda Unida añade que para los europarlamentarios que han estado en Huelva ha quedado muy claro que "la empresa agresora recurrió a un truc que consistió en dividir en cuatro partes los 16 depósitos de gas y así podía obtener una aprobación de acuerdo con la legislación nacional". Queda constancia además de la preocupación manifestada por el presidente de la misión del PE por el riesgo sísmico en la zona y la absoluta ausencias de garantías al respecto.
Por ello, Beiras ha expresado su esperanza de que los gobiernos central y autonómico tomen medidas para dar “carpetazo definitivo” al proyecto empezando por la paralización inmediata del proyecto Marismas Occidental que sigue en marcha.

Beiras ha destacado su satisfacción “porque se ha demostrado que cuando la sociedad onubense suma esfuerzos y se mantiene constante, existe la posibilidad de que sea escuchada”, como ha ocurrido en este caso donde numerosos colectivos y personas se han movilizado y siguen dispuestas a luchar para frenar el proyecto de Gas Natural de convertir Doñana en un peligrosísimo almacén subterráneo de gas.
Por su parte, Rafael Sánchez Rufo se ha referido a “la penosa intervención” del representante de la Mesa de la Ría, Rafael Gavilán, ha tenido en este asunto. Sánchez Rufo le reclama a este partido político que “se hagan mirar la obsesión enfermiza que tienen contra Izquierda Unida, ya que han dedicado más tiempo a criticar a los peticionarios que al proyecto de Gas Natural, llegando a ser confundidos cuando intervenían en Bruselas con representantes de esta empresa por la virulencia con la que atacaban al resto de peticionarios” .

Sánchez Rufo añade que “este formación no son los que expiden los carnets de ecologistas en Huelva” y hasta ahora “hemos mantenido una actitud prudente ante sus mentiras porque los que queremos es defender los intereses de Huelva, pero no podemos permitir que sigan manipulando y mintiendo”
El Coordinador Provincial de IU califica a la Mesa de la Ría de ser un partido político “seudoecologista y de derechas que sólo se dedican a hacerle el caldo gordo al PSO, PP y Ciudadanos” para actuar en su beneficio y que puedan seguir agrediendo al medio ambiente. “Mesa de la Ría son postureo ecologista con su pensamiento político coincide con el de Ciudadanos o el del PP, que siempre están solos, frente a los demás colectivos que preferimos unir nuestras fuerzas para defender a Doñana y a Huelva de las numerosas amenazas y daños medioambientales que hemos sufrido y seguimos sufriendo”, ha precisado Sánchez Rufo.