Izquierda Unida hace un llamamiento a la movilización ciudadana en el Primero de Mayo

El responsable provincial de Organización de Izquierda Unida en Huelva, Rafael Sánchez, declara que “mañana, Primero de Mayo, Izquierda Unida va a participar activamente en la manifestación convocada por los sindicatos y además animamos a la población a que se sumen a esta movilización para que se mantenga y se incremente en la calle el rechazo a las políticas neoliberales que están agravando la crisis, provocando más inestabilidad económica, impidiendo que el empleo crezca en la medida que hace falta, generando precariedad laboral, desprotección social y, sobre todo, como consecuencia de la aplicación de las nefastas reformas laborales extendiendo la pobreza entre los trabajadores y trabajadoras, expulsando a la juventud al exilio económico e impidiendo que millones de personas puedan tener un trabajo digno”.

Sánchez denuncia que “con todo ello, lejos de resolverse los problemas, el déficit no se reduce y la deuda pública aumenta rápidamente, lo que demuestra que las medidas de austeridad son un fracaso y que el sufrimiento social que imponen sólo sirve para garantizar la rápida recuperación de los beneficios empresariales”.

En este sentido, el dirigente provincial de Izquierda Unida en Huelva precisa que “la lucha, la movilización social y la organización en sindicatos de clase, sigue siendo la mejor arma de los trabajadores y trabajadoras para defender los derechos que nos están robando”. Sánchez señala que “las movilizaciones de la ciudadanía deben continuar con fuerza, como sucedió el pasado 22 de marzo en Madrid, para que la mayoría social se imponga a las erróneas políticas de recortes y ajustes económicos que sólo van a servir para que los pobres sean cada vez más y más pobres y los ricos sean más ricos”.

Además, Sánchez añade que “Junto a ello, hay que cambiar la correlación de fuerzas en las instituciones. En concreto, las próximas elecciones europeas pueden permitir que la fuerza del mundo del trabajo, de la ciudadanía, se refleje en el próximo Parlamento Europeo, para lo que es preciso acabar con el bipartidismo para que se abran paso los intereses de la clase trabajadora, del pueblo que sufre las consecuencias de una crisis que, en cambio, le está dando más poder y beneficios a los bancos y a los poderosos que la provocaron”.