Izquierda Unida impulsa en el Ayuntamiento de Aljaraque el cumplimiento de la recién aprobada Ley de Memoria Democrática de Andalucía

El pleno municipal debatirá hoy dos propuestas presentadas por Izquierda Unida: Una para la creación de comisiones conjuntas con el movimiento asociativo local y asociaciones memorialistas, y otra para despojar a dictador Francisco Franco del título de alcalde honorífico que ostentaba desde el año 1966.
Apenas un mes y medio después de la aprobación en el Parlamento de la Ley de Memoria Hstórica y Democrática de Andalucía, el Ayuntamiento de Aljaraque impulsará a partir del pleno de hoy el cumplimiento de los preceptos establecidos en dicha Ley, mediante la aprobación de dos medidas que han sido propuestas por Izquierda unida en este sentido.

En primer lugar se debatirá una propuesta de revocación del acuerdo plenario de fecha 13 de julio de 1966 por la que se nombró al dictador Francisco Franco Alcalde honorario a perpetuidad de este Ayuntamiento.

En este sentido, Sebastián Rivero, Primer Teniente de Alcalde de Aljaraque y portavoz de Izquierda Unida en este Ayuntamiento, declara que “con la revocación de este acuerdo se acaba con una situación inadmisible como el reconocimiento y homenaje de instituciones democráticas a un dictador y se acaba con una situación de falta de respeto a las miles de víctimas de la cruel dictadura que encabezó”. Rivero aclara además, que “esta propuesta fue llevada por Izquierda Unida al gobierno local, del que forma parte, donde fue asumida por éste”.

Por otra parte Izquierda Unida, a través de la Concejalía de Participación Ciudadana que lleva el concejal Rufino Romero, impulsará también en el pleno de hoy una propuesta para la creación de comisión de estudio de la memoria histórica y democrática, contando para ello con la participación del movimiento memorialista y la ciudadanía para que se lleven a cabo en Aljaraque más actuaciones e iniciativas relativas al cumplimiento de esta Ley.

Según Rufino Romero “se trata de que con el mayor grado de participación ciudadana posible se proceda a la eliminación de elementos contrarios a la memoria democrática y de exaltación de la dictadura franquista en Aljaraque, así como el diseño participado de líneas de trabajo que hagan efectivos los principios recogidos en la Ley de memoria, justicia y reparación con las víctimas y las personas que defendieron la democracia”.

Ya, en el pleno del pasado mes de abril se aprobó una moción de Izquierda Unida en este sentido, que sirvió para cambiar el nombre de la Plaza José María Pemán por el de la escritora Gloria Fuertes.