Izquierda Unida no participará en el gobierno del Ayuntamiento de Huelva ante la falta de garantías para que el PSOE cumpla sus compromisos

El coordinador provincial y portavoz del Grupo Municipal, Pedro Jiménez, confirma que IU se irá a la oposición, desde donde “exigirá medidas contra los desahucios, se opondrá a recortes y ajustes que lesionen a los trabajadores y pedirá que se garanticen suministros básicos de luz y agua para las familias más necesitadas”. El PSOE no ha aceptado la propuesta de que se pueda revocar al alcalde y concejales que no cumplan sus promesas electorales y tampoco acepta la participación ciudadana a través de consultas para decidir sobre temas de gran calado, como los fosfoyesos o privatizaciones de empresas públicas.
El coordinador provincial de Izquierda Unida y concejal electo, Pedro Jiménez, ha anunciado esta mañana que la Asamblea de IU ha rechazado la fórmula del cogobierno con el PSOE en la ciudad de Huelva. Izquierda Unida ejercerá el papel de oposición al equipo de Gobierno que conforme el candidato a la Alcaldía por el PSOE, Gabriel Cruz. Jiménez ha confirmado que su formación no presentará candidatura en el Pleno de constitución del próximo sábado y su postura definitiva en esa votación la están decidiendo militantes y simpatizantes desde las nueve de la mañana de hoy hasta las nueve de la noche.
Pedro Jiménez ha asegurado que “el PSOE no ha tenido interés para llegar al cogobierno, que garantizaría las políticas de izquierda que la ciudad necesita”.
El coordinador provincial ha explicado que se han celebrado tres reuniones con el PSOE en las que han participado él mismo, la concejala Mónica Rossi y Juan Manuel Arazola por parte de IU y que por parte socialista acudieron a los encuentros el candidato a alcalde, Gabriel Cruz, Pepe Fernández y Elena Tobar.
Según Jiménez, en el transcurso de los encuentros “hemos podido comprobar que el PSOE no ofrecía garantías ni solvencia para aplicar un programa de izquierdas que beneficiara a las familias que más lo necesitan y a los trabajadores y trabajadoras”. “Si hay recortes y ajustes lesivos para la clase trabajadora nos tendrán enfrente y si hay propuestas y medidas de apoyo ante los desahucios y para garantizar mínimos vitales de luz y aguas a las familias más necesitadas las apoyaremos”, dijo.
Las claves del rechazo al cogobierno están en que el PSOE se ha negado en rotundo a que el alcalde y los concejales puedan ser revocados (echados de sus cargos) si no cumplen sus compromisos electorales y a que la ciudadanía pueda expresarse sobre los grandes temas que afectan a Huelva. Puso tres ejemplos: la retirada de los fosfoyesos aún por cumplirse; la privatización de Aguas de Huelva que Pedro Rodríguez decidió sin llevarla en el programa electoral del PP o la instalación de la Central Térmica en la Punta del Sebo en contra de la petición de 25.000 ciudadanos y ciudadanas que reclamaban un referéndum. “Estos son ejemplos de grandes temas que requieren contar con la opinión y participación ciudadana”, dijo.
El coordinador provincial de Izquierda Unida valoró el diálogo mantenido con el PSOE pero subrayó que “nosotros pusimos encima de la mesa un documento con medidas de gobierno basado en nuestro programa y el PSOE, después de comprometerse a aportar otro con sus propuestas, nos trajo su díptico electoral, ni siquiera redactó un texto nuevo”.
Pedro Jiménez aseguró que los interlocutores del PSOE aceptaron que en el equipo de Gobierno no puede haber imputados.
Otros temas que no aceptó el PSOE fue incluir al Ayuntamiento de Huelva en la Red de Municipios por la Tercera República y no dar dinero público al Consejo de Hermandades. Pedro Jiménez explicó que una cosa es “colaborar en el desarrollo de la Semana Santa aportando todos los medios municipales necesarios: limpieza, corte de calles, agentes de Policía, que sí garantizamos, y otra cosa muy distinta es dar dinero al Consejo cuando en Huelva hay necesidades más acuciantes”.