Izquierda Unida pide apoyo para la campaña ‘Corazonadas de vida’ para prevenir los infartos en las mujeres

Izquierda Unida defenderá en el próximo Pleno de la Diputación Provincial de Huelva una iniciativa para hacer que la propia Diputación y los ayuntamientos de la provincia de Huelva colaboren con la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía en la difusión de la campaña ‘Corazones de vida’. Pedro Jiménez, portavoz de IU en la Diputación, explica que “esta campaña tiene una gran importancia, pues su finalidad consiste en que se difundan entre la población cómo son los síntomas de las mujeres antes de sufrir un infarto, ya que son distintos a los de los hombres, y esto provoca que acudan más tarde a los servicios de emergencias sanitarias, con lo que las tasas de mortalidad por infarto en las mujeres son más altas que las de los hombres, así como el riesgo de sufrir secuelas más graves”.

En este sentido, Jiménez añade que “si preguntamos a cualquier persona cuales son los síntomas de un infarto, la respuesta con toda probabilidad será la de dolor en el pecho y en el brazo izquierdo, aunque estos síntomas son los de los hombres, mientras que los que presentan las mujeres por un infarto son diferentes”. Esto se debe a que hasta ahora sólo se ha hablado de lo que le ocurre a los hombres que sufren estas dolencias, y muy poco, de lo que pasa con las mujeres que padecen infartos. Y es que los síntomas de una mujer con infarto son más sutiles y van desde dolor en los brazos, en la mandíbula o en la espalda y sudores o mareos, síntomas que podrían achacarse a cualquier otra situación o dolencia.

Así, según un estudio de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias de Andalucía, la muerte por infarto en mujeres es del 17% frente al 8% en hombres. Esto se debe a que ni las propias mujeres afectadas, ni incluso los profesionales sanitarios llegan a reconocer estos síntomas como los de un infarto.

Este desconocimiento de los síntomas provoca que las mujeres acudan más tarde a los servicios de urgencias, 59 minutos, frente a los 46 minutos de los hombres. Pero no es sólo el desconocimiento por parte de las mujeres, sino también la falta de formación que a este respecto recibe el personal sanitario que suele confundirlo con el cansancio propio de la acumulación de tareas y de una vida rodeada de estrés, por lo que en un alto porcentaje ni siquiera son diagnosticadas.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, la enfermedad cardiovascular tiene una tasa de mortalidad femenina de 289,9 muertes por cada 100.000 habitantes y de 247,6 en los hombres. Representa cerca del 30% del total de fallecimientos, un porcentaje que la sitúa por encima del cáncer (26,4%) y de las enfermedades del sistema respiratorio (12,3%). Dentro del grupo de enfermedades circulatorias, la cardiopatía isquémica (infarto, angina de pecho...) ocasiona el mayor número de muertes, que siguen aumentando.

Por ello, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía puso en marcha en septiembre de 2017 la campaña ‘Corazonadas de vida’ con el objetivo de mejorar el conocimiento de la ciudadanía de los síntomas del infarto en las mujeres, lo que incrementaría las posibilidades de  solicitar ayuda sanitaria a tiempo y recibir aquellos tratamientos que reducirán sus secuelas y mejorarán su recuperación y posterior calidad de vida. Izquierda Unida considera que la Diputación de Huelva y los ayuntamientos onubenses deben sumarse a la difusión de esta campaña, que va a beneficiar a la mitad de la población, las mujeres, que en este aspecto sanitario también sufren de esta discriminación de carácter informativo que las hace más vulnerables ante los infartos.