Izquierda Unida pide a la Diputación de Huelva que apoye sobre el terreno los proyectos de cooperación con el pueblo saharaui

Sánchez Rufo lleva una moción al Pleno de la Cámara provincial en la que reclama apoyo para la petición de asilo político del activista saharaui Hassana Aaila. El portavoz de IU propone que la Diputación inste al Gobierno a declarar la situación de los pacientes afectados por la hepatitis C de emergencia sanitaria.
El portavoz del Grupo de Izquierda Unida en la Diputación, Rafael Sánchez Rufo, lleva al Pleno que la institución celebra mañana una moción de apoyo a la petición de concesión de asilo político al activista saharaui Hassana Aalia. La iniciativa refuerza la posición de Izquierda Unida en su apoyo a la causa saharaui y contrapone su acción con la postura del PSOE, que ha llegado a torpedear el viaje del ex vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, a los campos de refugiados. Una visita que fue usada como argumento por la presidenta de la Junta para romper el pacto de Gobierno en Andalucía.
Pero la moción redactada por Sánchez Rufo no sólo se detiene en solicitar apoyo para la petición de asilo sino que reclama al Pleno provincial que inste a la presidencia de la Diputación que ostenta Ignacio Caraballo (PSOE) a que muestre públicamente el apoyo y solidaridad de Huelva y su ciudadanía con la dignidad del pueblo saharaui y visite la zona con el objeto de verificar los proyectos de cooperación que la Diputación de Huelva mantiene en el Sahara, fundamentalmente Caravana por la Paz y Vacaciones en paz.
En la moción, Izquierda Unida pide que la Diputación exija al Ministerio del Interior que en virtud de la legislación española y del compromiso de nuestro país con el respeto a los Derechos Humanos conceda asilo político a Hassana Aaila, activista saharaui de Derechos Humanos y defensor del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui reconocido por la legislación internacional, dado que su retorno al Sahara Occidental supone un riesgo real para su integridad física. En la iniciativa también pide IU que la Cámara provincial exija a la Consejería de Justicia e Interior de la Junta declare su apoyo a Aaila e interceda por él ante el Ministerio del Interior.

Hepatitis C en Huelva

El portavoz de Izquierda Unida en Diputación también lleva al Pleno de mañana una moción en la que pide que se inste al Gobierno de la nación a declarar la situación de los pacientes afectados por hepatitis C como emergencia sanitaria y la actuación de la empresa Gilead de anticompetitiva y monopolística. En la misma moción, Sánchez Rufo resalta que la Diputación también debe instar al Gobierno de la Junta de Andalucía a sumarse a las exigencias ante el gobierno central y a asumir sus responsabilidades derivadas de las competencias autonómicas en prestación de la asistencia sanitaria, garantizando de inmediato la proporción del tratamiento necesario a todos los afectados que lo necesiten según prescripción facultativa.
Sánchez Rufo recuerda que los pacientes afectados por la infección del virus de la hepatitis C llevan meses exigiendo al Gobierno la financiación de un fármaco de reciente comercialización que se ha demostrado eficaz en la erradicación de la enfermedad. Y a pesar de ello, el Ministerio de Sanidad no está financiando el tratamiento. Desde la aprobación del mismo por parte de la Agencia Europea del Medicamento se han registrado unos 4.000 fallecimientos de pacientes que podrían haberse beneficiado de su uso.
El portavoz de Izquierda Unida en Diputación llama la atención sobre los datos que se conocen sobre esta enfermedad en la provincia de Huelva. La incidencia de la hepatitis C es de siete nuevos casos por año en 2010. La tasa de positivos se encuentra en la media. Entre el 1,6 y el 2,6% de la población de la provincia de Huelva puede dar positivo en marcadores de hepatitis C, de los que el 70% podrían llegar a desarrollar la enfermedad. Especialmente preocupante es la situación que se da entre la población reclusa, donde la incidencia de la enfermedad alcanza el 25%, según un informe de Derechos Humanos.