Izquierda Unida pide la renovación de los convenios para mantener los centros de atención temprana municipales

Izquierda Unida llevará al próximo Pleno de la Diputación Provincial una iniciativa que “se enfrenta a la amenaza de cierre de los centros de atención temprana municipales provocada por la intención de la Junta de Andalucía de no renovar los convenios que mantiene con los cincuenta municipios andaluces que mantienen este tipo de centros educativos para menores que requieren de estimulación educativa precoz”, según expone el portavoz provincial de IU, Pedro Jiménez.

En la provincia de Huelva, la renovación de estos convenios afectaría al centro municipal de atención temprana que depende del Ayuntamiento de Cartaya y que cuenta con 51 plazas. La moción de Izquierda Unida pretende que la Diputación se posicione contra las pretensiones de la Consejería de Educación andaluza que supondría la privatización de esta red de centros en Andalucía y que dejaría a más 3.500 menores sin este servicio y a 150 terapeutas que trabajan en ellos sin empleo.

Izquierda Unida reclama a la Consejería de Educación que mantenga estos convenios para que los ayuntamientos puedan mantener abiertos los centros de atención temprana públicos, ya que de lo contrario “lo que pretende la Junta de Andalucía es continuar en su política de privatización educativa, permitiendo que este servicio pase a ser un negocio privado, con lo que se perderían puestos de trabajo y se perjudicaría la atención de los menores que reciben atención educativa en esta red de centros”, añade Pedro Jiménez.

Además, el colectivo de profesionales que trabajan en estos centros advierten que el cierre de estos centros municipales supondrá que se pierda la necesaria continuidad de la labor que estos terapeutas realizan con menores que requieren de un largo proceso de atención y estimulación educativa para lograr que se desarrollen en las mejores condiciones posibles y dispongan de más oportunidades para su futuro educativo y laboral.