Izquierda Unida propone puntos de recarga públicos para vehículos eléctricos en Cartaya

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Cartaya ha propuesto instalar puntos de recarga para vehículos eléctricos en el municipio” y desarrollar una “campaña de movilidad sostenible para promover el transporte colectivo, la bicicleta, el vehículo eléctrico y otros transportes alternativos a los vehículos basados en combustibles fósiles como el petróleo, principal fuente contaminación urbana”.
En su moción, IU también propone “iniciar una progresiva sustitución de los vehículos municipales por otros eléctricos”, “introducir bonificaciones en el sello a vehículos eléctricos” y “elaborar un Plan Municipal de aire limpio”.

El objetivo de IU es “contribuir a la reducción de los gases del tráfico, una de las principales fuentes de contaminación, que se relaciona con 400.000 muertes anuales en Europa, triplicando los fallecimientos causados por accidentes de tráfico. La contaminación urbana se relaciona con el aumento de los ingresos hospitalarios por enfermedades respiratorias tempranas en niños, alergias y otras patologías respiratorias en la población”.

La contaminación del aire es el principal riesgo medioambiental para la población europea según Naciones Unidas. El 95% de la población urbana está expuesta a niveles de contaminación más altos de lo recomendado.

Los vehículos eléctricos, defiende IU, “generan menor contaminación acústica, de gases y partículas, constituyendo una vía práctica para la reducción de gases de efecto invernadero ocasionados por el tráfico, especialmente si la energía proviene de fuentes limpias. Estimular el uso de vehículos eléctricos y el transporte colectivo como alternativas al vehículo convencional contribuye a crear un municipios más limpios y menos ruidosos”.

IU defiende que “para mejorar la calidad del aire y combatir el calentamiento global, debe innovarse, impulsando modelos de movilidad sostenible que prioricen el uso del transporte público y la sustitución de vehículos de combustión por otros menos contaminantes como los eléctricos”.

La medida también “es un paso necesario para abrirnos a nuevos sectores económicos y construir una ciudad innovadora, moderna y comprometida con el cuidado de nuestro valioso patrimonio natural”.