Izquierda Unida propone que en Cartaya no se corte el agua a personas en riesgo de exclusión social

Izquierda Unida ha presentado una moción en el Ayuntamiento de Cartaya en la que propone que la empresa concesionaria del servicio integral del agua, Aqualia, no le corte el suministro a ninguna familia en riesgo de exclusión social por impago de la factura del agua, independientemente de que la deuda sea ordinaria o de tarifa social, en el caso de que esta última llegue a crearse. En la moción se aclara que “antes de efectuar cualquier corte del suministro de agua, la empresa concesionaria deberá comunicar la situación de impago a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Cartaya, que elaborarán un informe sobre la situación socioeconómica de la familia o persona afectadas para determinar si se encuentran o no en riesgo de exclusión social”.

La moción complementa otra de IU que también se debatirá en el pleno del próximo 28 de marzo, en la que se propone que el Ayuntamiento sancione a las entidades financieras que tengan en el municipio viviendas permanentemente desocupadas y a aquellas empresas de abastecimiento de agua y luz que corten éste y no garanticen unos suministros básicos en la vivienda habitual. Esta moción ha sido redactada por Stop Desahucios y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y asumida sin ningún cambio por parte de IU en Cartaya, que la ha presentado para su debate en el próximo pleno.

La nueva moción de IU para garantizar el abastecimiento de agua a personas o familias en riesgo de exclusión social es copia exacta de la que hace unos días ha aprobado el Ayuntamiento de Badajoz. En esa ciudad, la moción también fue presentada por IU y salió adelante tras llegar a un acuerdo con el Gobierno municipal del PP para que fuesen los servicios sociales municipales quienes informasen sobre la situación socioeconómica de las personas o familias a las que Aqualia, que también es la concesionaria del servicio en la capital pacense, les fuese a cortar el suministro por falta de pago.

Izquierda Unida considera que si la moción aprobada en Badajoz, donde gobierna el PP con mayoría absoluta, es buena para los habitantes de esa ciudad, la misma moción debe ser buena también para los vecinos y vecinas de Cartaya, donde el PP gobierna en coalición con ICAR y PA. Además, al tratarse de un servicio cuya prestación se ha privatizado entregándosela a Aqualia, esa empresa no debería tener ningún inconveniente en aplicar en Cartaya la misma política sobre cortes del suministro que a partir de ahora deberá aplicar en Badajoz gracias a la aprobación de la moción presentada por IU.