Izquierda Unida reclama preservar los monitores públicos de infantil logrados este año en Cartaya

Izquierda Unida ha presentado una moción en el Ayuntamiento de Cartaya para que “la Junta de Andalucía garantice de forma estable y no precaria la atención a los escolares de Educación Infantil de tres años, sin que ello suponga más carga de trabajo para el personal docente, mayor esfuerzo económico para las familias ni menoscabo de la calidad de la enseñanza que reciben los niños y niñas. En su moción, IU solicita que la Consejería de Educación asuma la contratación pública de los monitores de asistencia en el control de esfínteres y propone al Ayuntamiento de Cartaya una partida presupuestaria para cubrir esta necesidad si Educación falla”.

IU defiende que “un elevado porcentaje de niños y niñas de Educación Infantil que aún no pueden ir solos al baño. Cuando acceden a la escuela pública, la ratio es de 25 escolares por cada docente, sin que exista la figura equivalente a la del asistente en la guardería infantil, donde la ratio por asistente es de doce pequeños, según la normativa vigente”.

IU alega que “la ausencia de personal para asistir a los niños y niñas de 3 años de Infantil vulnera el derecho de las familias a una educación integral y compromete la atención y la seguridad del grupo-clase”.

Por eso, el pasado curso IU defendió en Pleno Municipal las movilizaciones de padres y madres, propiciando la contratación pública de 5 monitoras de Infantil que durante el 2017 han garantizado el cuidado y la higiene de muchos niños que han llegado a la escuela sin controlar completamente sus esfínteres.

IU recuerda que “hasta entonces, esa atención corría a cargo de las familias, que debían pagar a otras personas o abandonar sus puestos de trabajo o responsabilidades personales para acudir a la escuela y atender personalmente a sus hijos e hijas”.

La contratación de los monitores de Infantil a cargo del Plan de Empleo 2017 fue considerada un logro por IU, pero la formación advirtió en pleno municipal que resultaba insuficiente, pues no resolvía de forma definitiva el problema.

Por eso ahora, “IU persiste reivindicando que la Consejería de Educación garantice que los niños de Educación Infantil de tres años sean atendidos por personal cualificado en la asistencia al control de esfínteres el próximo curso. En su defecto, el Ayuntamiento debe responsabilizarse y garantizar ese servicio buscando fórmulas para la educación integral, la atención y la seguridad de nuestros niños y niñas”.