Izquierda Unida se moviliza hoy en Cortegana en contra de la privatización del agua impuesta por el Ayuntamiento del PP

La portavoz municipal de IU, Rebeca Martín, defiende una consulta popular para que el pueblo opine sobre la prestación del servicio y llama a la participación en el acto convocado hoy a las ocho de la tarde frente a la iglesia de San Sebastián

Izquierda Unida participa esta tarde en Cortegana en una movilización en defensa del agua como servicio público y en contra del proceso de privatización abierto por el Ayuntamiento del Partido Popular. Los corteganeses están convocados a las ocho de la tarde bajo el lema ‘El agua no es un negocio’ frente a la iglesia de San Sebastián

La portavoz de Izquierda Unida en Cortegana, Rebeca Martín, asegura que “los corteganeses y corteganesas debemos tener la oportunidad de decidir sobre el proceso de privatización del agua” y critica que esta decisión sea tomada “a espaldas del pueblo”. Según Rebeca Martín, en un año de gestión de la empresa privada Aqualia “los recibos han subido en todos los hogares, las aguas no se están depurando en todos los barrios y las facturas se acumulan durante varios meses con un gran número de errores”. A lo que hay que añadir, subraya, el despido de dos trabajadores y los perjuicios causados en servicios básicos como la recogida de basuras.

Rebeca Martín recuerda que ya se han recogido 1.500 firmas de vecinos contra esta privatización de un servicio público esencial como es el abastecimiento de agua y entiende que es suficiente argumento como para que el Partido Popular realice una consulta al pueblo para que se pronuncie. Rebeca Martín denuncia que el alcalde popular, José Enrique Borrallo, tiene intención de ceder el servicio a Aqualia durante 25 años más, una decisión que “dejará al pueblo sometido a una voluntad ajena”.