Mónica Rossi recuerda que el alcalde de Huelva “se había olvidado totalmente” de la barriada de La Ribera hasta que el pleno del pasado mes de septiembre aprobó la moción defendida por Izquierda Unida

Mónica Rossi, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huelva, critica que el alcalde de Huelva, “en su constante campaña de autobombo publicitario”, haya anunciado a través de dos de sus concejales de equipo de gobierno del PSOE “las cosas que van a hacer en la barriada de La Ribera, de la que se habían olvidado completamente, manteniendo sin respuesta las numerosas necesidades de este enclave de Huelva”. En este sentido, Rossi recuerda que en el último pleno celebrado el pasado mes de septiembre, “presentamos y defendimos una moción para hacer que el Ayuntamiento se pusiera a trabajar y atendiera las múltiples carencias de esta barriada”. Dicha iniciativa de Izquierda Unida resultó aprobada por unanimidad y por ello el Ayuntamiento se ve obligado a llevar a cabo las mejoras que necesita la barriada, que no han salido, de ningún modo, de la voluntad del alcalde. Rossi añade que “a ver si el alcalde hace lo mismo con el resto de mociones de IU que han sido aprobadas en diferentes plenos municipales y que siguen guardadas en sus cajones” sin ejecutarse.
De este modo, Rossi señala que, “como en muchas otras cuestiones importantes, el alcalde de Huelva sólo aparenta actuar cuando se le obliga a ello”. Así ocurre con las barriadas de Huelva que para “este equipo de gobierno no son, en absoluto, una prioridad o los gravísimos problemas medioambientales que tiene Huelva, ante los que Gabriel Cruz se pone siempre de perfil”.
En la moción para atender las reivindicaciones de los vecinos y vecinas de la barriada de La Ribera, defendida por IU y aprobada por unanimidad en el Pleno del pasado mes de septiembre, se incluían medidas, por ejemplo, para hacer que sus calles que se encuentran en pésimas condiciones de asfaltado, sean reparadas y puestas en condiciones de accesibilidad y con seguridad para ser transitadas sin provocar riesgos de accidentes. También, Izquierda Unida incluyó el estado las calles con acerado de La Ribera, que tienen tanta vegetación que los vecinos las denominan “aceras ajardinadas” debido a la falta de limpieza y mantenimiento municipal de las mismas. En las calles donde no hay aceras, los propios vecinos se han visto obligados a taponar los agujeros que tienen en las puertas de sus casas para evitar accidentes.
La Ribera tampoco cuenta con un servicio municipal de autobuses, ya que su transporte público depende de una con la empresa Damas, con horarios muy limitados. Por ello, el Pleno municipal aprobó reclamar al equipo de gobierno que mejore el acuerdo de concesión con esta compañía para acabar con el aislamiento de la población que reside en esta barriada.
El Ayuntamiento también está obligado a acometer la construcción de una vía peatonal-carril bici que enlace La Ribera con la ciudad de Huelva, a través de la carretera provincial HU-3101, a la que también es necesario dotarla de la iluminación artificial de la que carece.
Además, en la moción de IU sobre La Ribera se incluye la demanda para limpiar el canal de evacuación de aguas de la parte baja de esta barriada, además de la construcción de un parque infantil.

“Desde Izquierda Unida reclamamos al equipo de gobierno del PSOE que se apresure a llevar a cabo todas las medidas que ellos mismos han aprobado, al votar a favor de nuestra moción y que no se olviden de que aunque ellos no se habían acordado de La Ribera, el Grupo Municipal de Izquierda Unida tiene presente los problemas de esta barriada y de sus habitantes”, señala Mónica Rossi.