Mónica Rossi se une a la lucha de los mayores de Huelva en sus reivindicaciones por una pensión digna

La portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida manifiesta que “sigue siendo necesario salir a la calle hasta llegar a un acuerdo”
La portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huelva, Mónica Rossi, ha acudido este lunes a la concentración promovida por la Plataforma por las Pensiones Dignas de Huelva donde se ha vuelto a reivindicar, por parte del colectivo de afectados, una serie de mejoras en torno al Pacto de Toledo y que pasan “inexcusablemente” por la vinculación del IPC a la subida de las retribuciones para los y las pensionistas.
Rossi ha recordado que desde Izquierda Unida “siempre hemos estado al lado de los pensionistas onubenses” y además “seguimos dispuestos a seguir luchando hasta que se alcance un acuerdo ya que coincidimos al cien por cien con sus reivindicaciones”.

La portavoz del Grupo Municipal de IU ha alabado el “empuje” y el “espíritu batallador de los pensionistas onubenses” que “una vez más han demostrado su férrea voluntad de cambiar las cosas en la calle y dando ejemplo a otras generaciones sobre las fórmulas para alcanzar la justicia social”.

Mónica Rossi ha señalado también la necesidad de rebajar “la brecha de género de las pensiones” que a nivel nacional se sitúa en el 22% y ha considerado la necesidad de establecer políticas proactivas que permitan normalizar la situación.

Por ello, Rossi confía en que las políticas de Adelante Andalucía sirvan para poner el freno a los conceptos de derechas que han propiciado esta situación de “injusticia” y que pueden mermar el poder adquisitivo de un grupo de población vulnerable si no se ponen las soluciones necesarias.

Para poder mantener el factor de crecimiento de las pensiones de manera que se puedan garantizar las retribuciones públicas en el futuro, Izquierda Unida propone medidas como incentivar la creación de empleo juvenil, combatir la economía sumergida, eliminar los topes máximos de cotización y acercarse a la proporcionalidad de la cotización con los salarios reales, además de combatir radicalmente la práctica de despedir a los 11 meses para, en fraude de ley, hacer que el mes de vacaciones lo pague el Servicio Público de Empleo.