Masiva movilización contra los recortes en el Centro de Salud de Zalamea

Tras la asamblea abierta convocada por Izquierda Unida, el pueblo de Zalamea acuerda ir incrementando las movilizaciones hasta conseguir que la Junta de Andalucía destine dos médicos a jornada completa para atender a una población de 3329 habitantes.

El miércoles 29 de octubre, a las 18:00 horas, Izquierda Unida había convocado una Asamblea Abierta para tratar el  deterioro que viene sufriendo desde hace tiempo el Centro de Salud de Zalamea la Real, lo que se ha visto agravado por la falta de médicos para atender a la población, tanto del pueblo como de las aldeas.

En la masiva Asamblea, donde se dieron cita alrededor de unas trescientas personas (alrededor del 10% de la población), el alcalde de la localidad, Marcos Toti (IU), explicó que tras recoger las quejas y reclamaciones de los vecinos y distintas asociaciones y organizaciones locales, el Ayuntamiento, a través de la concejalía de Salud, Igualdad y Bienestar Social, había comunicado las deficiencias del Centro de Salud a la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía en Huelva, mediante sendos escritos, uno con fecha 16  de octubre de 2013 y otro el 4 de febrero de 2014, que por fin fueron contestados en una carta el 27 de marzo de 2014 por 'La Dirección Médica' (sin firma) que viene a decir que “en el Centro de Salud de Zalamea está todo perfecto”.

Además, también se han mantenido reuniones con la Delegada de Salud, Lourdes Martín, y se le ha hecho entrega de las más de 1200 firmas apoyando el Manifiesto por un Centro de Salud en Zalamea con todas las garantías sanitarias, donde se pide que se atiendan las deficiencias que el consultorio zalameño padece. Esta petición acompañada de las firmas de los vecinos y vecinas no ha tenido respuesta por parte de la Junta de Andalucía.

Actualmente, explicó Marcos Toti, “la realidad del Centro de Salud de nuestra localidad es que tenemos dos médicos con jornada reducida uno al 75% y otro al 67%, que han de atender a su vez las urgencias domiciliarias (en Zalamea, El Villar, El Buitrón, El Pozuelo y Residencia de Ancianos), provocando que el Centro de Salud se quede desatendido constantemente”.

Toti afirmó que “no hay derecho a que en Zalamea, tengamos un médico por cada de 2.378 pacientes, mientras que en Andalucía la media sea de un médico por cada 1.462 pacientes o de 1.371 en el conjunto de España”, de ahí que hagamos esta reivindicación -continuó el Alcalde- “desde el convencimiento de que pedimos lo que es justo, pedimos lo que nos corresponde ya que somos conscientes que desde el Gobierno Central se están haciendo fuertes recortes a la Junta de Andalucía (sólo para 2014, el Gobierno Central recortó a Andalucía 1.200 millones de euros), pero, al igual que es injusto este maltrato del Gobierno Central a Andalucía, es igualmente injusto el maltrato de la Junta de Andalucía a Zalamea la Real”.

En el Asamblea Abierta celebrada a las puertas del propio Centro de Salud, distintas personas tomaron la palabra para hacer propuestas de movilización, por lo que se acordó que el próximo jueves 6 de noviembre, a las 18:00 horas, se volvería a convocar una nueva Asamblea Abierta y que, si para entonces no había respuesta por parte de la Delegada de Salud en Huelva, comenzarán las movilizaciones, entre las que se han sugerido desde cortes de carretera, hasta encierros en el Centro de Salud pasando por la colocación de pancartas en el municipio o llenar autobuses e ir a protestar a la Delegación de Salud en Huelva.

Más deficiencias en la atención sanitaria

Otro de los problemas detectados, y que se expusieron en la Asamblea,  es la falta de continuidad de los médicos, con el consabido perjuicio que ello supone para la relación médico-paciente, así como la falta de medios materiales, situación esta última que ha llegado a provocar que los propios profesionales sanitarios hayan pagado de su bolsillo la reposición de dicho material.

La situación en las aldeas no era, hasta hace poco, menos preocupante, ya que a los vecinos y vecinas de El Pozuelo y El Buitrón, le fueron asignados en febrero de 2011, el médico de familia en el Berrocal, teniendo que desplazarse el doble de kilómetros que si tuvieran su médico en Zalamea.

En este sentido, Juan Manuel Real, representante de las vecinas y vecinos de la aldea de El Buitrón, explicó que tras las movilizaciones ciudadanas en El Buitrón y la presión del Ayuntamiento, ésta última circunstancia ha sido subsanada este mismo mes de octubre, “pero esta vuelta a asignar el médico de cabecera a las vecinas y vecinos de El Pozuelo y El Buitrón, sin que antes se haya restituido la jornada laboral a los médicos de Zalamea, ha provocado un aumento de la carga de trabajo de las y los profesionales, así como una mayor deficiencia en la atención a los usuarios puesto que se aumentan los tiempos de espera y sin facultativos en el Centro de Salud”.

En la Asamblea se aclaró por parte de los representantes de Izquierda Unida que estas reivindicaciones no van contra el personal que trabaja en el Centro de Salud, todo lo contrario, es una cuestión de carga de trabajo que también beneficia a las trabajadoras y trabajadores. Del mismo modo, en la Asamblea quedó claro que, aunque ha sido Izquierda Unida la que ha comenzado las movilizaciones en defensa de la sanidad en Zalamea, este es un problema que trasciende a toda la población independientemente de colores políticos, por lo que se espera que, el próximo pleno del Ayuntamiento, apruebe la moción que ha presentado Izquierda Unida y que todos los grupos pidan a la Junta de Andalucía que acabe con los recortes en el Centro de Salud de Zalamea la Real.