Pedro Jiménez pide la movilización de la ciudadanía para que las elecciones europeas supongan la derrota de los responsables de los desahucios y la pobreza

El coordinador provincial de Izquierda Unida en Huelva, Pedro Jiménez, ha insistido hoy en la necesidad de que la población se movilice en las urnas el próximo 25 de mayo “contra el nefasto y antisocial bipartidismo del PSOE y del PP que está provocando situaciones tan dramáticas como las que demuestran las escandalosas cifras de desahucios que se han registrado en los últimos años”. Jiménez pide el voto para Izquierda Unida en las Elecciones Europeas “para frenar las políticas de ajuste y de recortes y llevar al Parlamento Europeo nuestras propuestas sociales que luchen contra los desahucios y contra la pobreza”. Jiménez ha destacado que en Andalucía hay 3,5 millones de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza “y esto es responsabilidad del bipartidismo antisocial con el que el PP y el PSOE benefician a los bancos en instituciones europeas”.

Jiménez ha recalcado “que vamos a seguir luchando contra el drama humano de los desahucios”, tras conocerse los datos oficiales facilitados por el Banco de España, que confirma que 38.961 familias perdieron su vivienda habitual por no poder pagar la hipoteca. Una cifra que llega a las 50.000 viviendas si se suman las segundas residencias. Es decir, que la banca se queda con 50.000 viviendas más por impago, un 11% más que en 2012. Desde que empezó la crisis son más de 400.000 familias las que han sufrido la pérdida de su hogar y se ven obligadas por las entidades bancarias a seguir pagando por una casa que ya no es suya.

 

Frente a este panorama desolador, Pedro Jiménez insiste, tal y como viene defendiendo Izquierda Unida en el Gobierno Andaluz, en la necesidad de cambiar las leyes estatales donde se regule la dación en pago, se paralicen los desahucios y se fomente el alquiler social. Desde Izquierda Unida se subraya la urgencia de modificar la ley de protección al consumidor hipotecario, prohibiendo las cláusulas suelo y todas las cláusulas abusivas que perjudican a la ciudadanía en beneficio de la banca. Así como, que se pueda aplicar la Ley Andaluza para garantizar el derecho a la vivienda, que sigue recurrida en el Tribunal Constitucional por el Gobierno del PP, en connivencia con los bancos.

Según Izquierda Unida, el parque de viviendas públicas debe tener consideración de servicio público y debe contar con protección suficiente, además de ir dirigido a las personas expulsadas del mercado inmobiliario que no pueden acceder a una vivienda digna. Pedro Jiménez abogó por la prohibición de que las administraciones públicas desahucien a los ciudadanos de sus parques de viviendas y cree necesario el fomento del acceso a la vivienda desde fórmulas como el cooperativismo, fortaleciendo el alquiler de forma que el acceso no dependa del endeudamiento para el acceso de crédito hipotecario.

Pedro Jiménez añadió la propuesta de Izquierda Unida de crear la Oficina del Defensor de las Familias Endeudadas, de forma que se reestructuren los préstamos hipotecarios mediante una negociación. Jiménez también apoya una quita hipotecaria que alivie la situación creada a raíz de la burbuja inmobiliaria, que provocó un alza de precios que llegó al 149%. Izquierda Unida culpa a los bancos españoles de aprovechar esa situación de inflación inmobiliaria desmedida para obtener una revalorización artificial de sus activos, sobreestimando la solvencia de los deudores, tasando temerariamente al alza y determinando cuotas en intereses que ahora no se pueden pagar.