Zalamea acuerda una gran movilización ciudadana para la próxima semana contra los recortes en el Centro de Salud

Así lo han decidido las zalameñas y zalameños –de nuevo unas trescientas personas- que se dieron cita este jueves a las puertas del Centro de Salud de la localidad minera, en una Asamblea Abierta convocada por Izquierda Unida y donde además se explicaron los avances que se han producido en esta campaña por recobrar los derechos que han sido recortados por la Delegación de Salud.

El alcalde de Zalamea, Marcos Toti, ha resaltado la gran participación vecinal en las asambleas ciudadanas celebradas para reclamar las mejoras sanitarias

El concejal Mario Martín dio lectura de la moción presentada por Izquierda Unida y aprobada por unanimidad en el Pleno celebrado hace una semana, moción que explica, entre otros deterioros que sufre la atención sanitaria en Zalamea, que en la actualidad, el Centro de Salud cuenta con dos médicos, con la jornada reducida uno al 75% y otro al 67%, que han de atender a su vez las urgencias domiciliarias, las visitas programadas a las aldeas y a la Residencia de Ancianos, provocando que el Centro de Salud se quede sin médico en numerosas ocasiones”.

Este porcentaje de horas que tienen contratados a los facultativos provoca una evidente desatención de la población zalameña, a la vez que supone una indiscutible discriminación de los usuarios puesto que, la media de pacientes por cada médico en el conjunto del Estado Español es de 1.371; en Andalucía la media es de 1.462 cartillas sanitarias por médico, mientras que en Zalamea, la media es de 2.378 pacientes por médico, muy por encima de los 1.500 como máximo que recomiendan las sociedades científicas.

 

La mencionada moción impulsada desde la Alcaldía concluye exigiendo a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía:

 

-Asignación de, al menos, dos profesionales a jornada completa en el Centro de Atención Primaria de Zalamea la Real.

 

-Continuidad de estos médicos.

 

- Dotación al Centro de Salud de Zalamea de todos los medios materiales necesarios.

 

- Asignar a todas y todos los usuarios de las aldeas al Centro de Salud de Zalamea (esto conseguido este pasado mes de octubre, también tras varias movilizaciones)

 

  • Instalación del sistema informático Diraya en el Consultorio de El Buitrón, única aldea que no contaba con él y que el SAS ha puesto en funcionamiento esta misma semana tras las protestas vecinales.

     

La moción exigía también al Gobierno Central que deje de castigar a Andalucía y que la trate como al resto de comunidades autónomas, además de restituir las transferencias de capital que estos años ha dejado de ingresar a Andalucía. También pedía trasladar este acuerdo a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, a la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía en Huelva y a la presidencia del Gobierno de España.

 

Por su parte, el alcalde de Zalamea, Marcos Toti (IU), explicó que, al día siguiente de celebrase el pleno donde se aprobó la moción, y para no perder tiempo, entregó personalmente en la Delegación de Salud el certificado del acuerdo plenario contra los recortes en el Centro de Salud de la localidad, por lo que espera que ésta sea respondida por la Delegada de Salud a lo largo de la próxima semana.

 

En cualquier caso, y mientras la Delegación de Salud responde, las vecinas y vecinos de Zalamea no piensan quedarse quietos y han decidido hacer un llamamiento para que, de aquí al lunes, las zalameñas y zalameños se acerquen al Centro de Salud a rellenar una Hoja de Reclamaciones formal quejándose de la falta de facultativos y pidiendo dos médicos a jornada completa para Zalamea.

 

Del mismo modo, la Asamblea decidió que el próximo miércoles, 12 de noviembre, se realizará una masiva manifestación que cruzará la carretera Nacional 435, por lo que se prevé que habrá cortes intermitentes de esta arteria tan importante para la provincia de Huelva.

 

La Asamblea finalizó con un llamamiento por parte de Marcos Toti a la movilización dada que es la única salida que la Administración Autonómica está dejando y recordó que “las mejoras que hemos conseguido en materia sanitaria en El Buitrón y en el Pozuelo han sido siempre porque nos hemos manifestado” y afirmó estar convencido que, “con la unión de todas y todos, más allá de afinidades políticas” conseguirán que la Delegación de Salud ceda, puesto que sus reivindicaciones son absolutamente justas, y la discriminación y la falta de atención sanitaria “incontestables”.