Zalamea la Real se queda sin médico desde las 11 de la mañana de hoy por culpa los recortes de Susana Díaz

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía no cubre las bajas, ni las salidas de guardia, ni los permisos. Esto provoca que esta localidad lleve años siendo atendida por la mitad del personal médico que le corresponde. Hoy mismo, el centro de salud se ha quedado sin médicos durante parte de la jornada de mañana porque uno tuvo que salir a atender una urgencia y el otro tenía que pasar consulta en Campofrío. Izquierda Unida de Zalamea aplaude que la Junta de Andalucía, por las continuas reivindicaciones del pueblo y del Ayuntamiento, haya cedido a la demanda de que el Centro de Salud cuente con consultas semanales de pediatría. Sin embargo, IU de Zalamea advierte que esto no es suficiente, ya que sigue sin resolverse la falta de presencia continua de médicos en el Consultorio de esta localidad.

Este mismo miércoles, como ha ocurrido ya en muchas otras ocasiones, tras el aviso de una urgencia que se produjo a las 10:50 horas, uno de los dos facultativos tuvo que salir rápidamente junto al ATS en la ambulancia para atender dicha urgencia. Mientras, el otro facultativo que estaba en el centro de salud de Zalamea, que cubre un permiso de la médica titular, tiene asignado un turno por la Junta de Andalucía en la localidad de Campofrío. Por ello, desde las 11 horas ha tenido que dejar el centro de salud de Zalamea para trasladarse a esa otra localidad a pasar consulta. Como consecuencia de ello, Zalamea la Real ha estado sin servicio de atención médica desde las 11 horas en adelante. Para la jornada de tarde, en Zalamea sólo queda un facultativo que cubre las urgencias de esta localidad, cinco aldeas y también las de Berrocal y El Campillo y que cuando tiene que desplazarse por ello, Zalamea se queda sin médico alguno de urgencias en su centro de salud.

Esta falta de asistencia que está sufriendo el pueblo de Zalamea, de 3.300 habitantes, se debe a los continuos recortes que Susana Díaz está infringiendo a las andaluzas y andaluces y que desde Izquierda Unida de Zalamea y desde el Gobierno Municipal se vienen denunciando reiteradamente sin que la Consejería de Salud haya dado soluciones para acabar con esta problemática.
El alcalde de Zalamea, Marcos Toti (Izquierda Unida), denuncia que “esta continua situación de desasistencia médica es negada por parte de la Junta de Andalucía y del PSOE, como niegan los recortes en sanidad, intentando hacer ver a la población de Zalamea que no es verdad que haya deficiencias en la atención médica”.

Izquierda Unida de Zalamea aplaude que la Junta haya cedido a la reivindicación de que el Centro de Salud cuente con consultas semanales de pediatría. No obstante, el propio alcalde de Zalamea señala que “con este gesto la Junta de Andalucía reconoce implícitamente lo que lleva años negando junto al partido que sustenta su gobierno, el PSOE: Zalamea la Real sufre carencias en su atención sanitaria, y por otro lado se demuestra que las movilizaciones ciudadanas y las mociones presentadas por Izquierda Unida y aprobadas en el Pleno municipal dan su fruto”. Aun así, la nueva consulta de pediatría no tapa lo que sigue sin resolverse, como es la imposibilidad de que haya una presencia continua de médicos en el Consultorio de Zalamea.

Otro problema que sufre Zalamea es la tardanza en las urgencias y es que, una vez que la Junta de Andalucía perpetró el recorte del puesto de urgencias en Minas de Riotinto y amplió el territorio a cubrir del resto de puestos de urgencias de la comarca, el tiempo de espera de la población zalameña para ser atendida de urgencias es insoportable. Sin ir más lejos, el pasado lunes dos ancianas de Zalamea, una mayor de 85 y otra mayor de 90 años, tuvieron que esperar más de una hora y media para poder ser atendidas, debido a que la ambulancia se encontraba atendiendo otra urgencia. Y es que el puesto de urgencias de Zalamea cubre hasta el vecino pueblo de Berrocal hasta el que se tarda en llegar unos 45 minutos.