Sánchez Rufo respalda a los cooperativistas del Plan Almonte-Marismas y se compromete a acabar con la especulación de tierras de cultivo

El candidato de Izquierda Unida recoge las reclamaciones de 160 cooperativistas y 700 personas afectadas por la política de la Consejería de Agricultura de la Junta en los subsectores II-13, II-14 y II-16 del Plan Almonte-Marismas.
El cabeza de lista de Izquierda Unida por Huelva al Parlamento Andaluz, Rafael Sánchez Rufo, se ha comprometido, en nombre de toda la organización, a impulsar el cumplimiento de la Proposición no de Ley relativa a la problemática de las cooperativas de los subsectores II-13, II-14 y II-16 del Plan Almonte Marismas. Sánchez Rufo ha estampado su firma en un documento, junto a Juan Gamero, portavoz de la Comisión de Representantes del Plan Almonte Marismas, en el que muestra su apoyo a los 160 cooperativistas, que representan a más de 700 personas, acogidas a la retirada de tierras de cultivo durante al menos 20 años.
El documento recuerda que se ha producido un trato desigual y da por hecho que se ha permitido la especulación pura y dura con la posible adquisición de tierras en condiciones ventajosas, obteniendo algunos beneficios especulativos, en algunos casos de hasta 51.073 euros por hectárea, y además se han vendido en otros casos al otro día de la compra, sin esperar los ocho años que prevén las leyes de patrimonio. El documento respaldado por los cooperativistas e Izquierda Unida denuncia que la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía ha permitido el cultivo de tierras en zonas que el Parque de Doñana y la propia Comisión de Expertos descartaban expresamente por su importancia en el ecosistema de la Reserva de la Biosfera.
El acuerdo suscrito entre los cooperativistas del Plan Almonte Marismas e Izquierda Unida afirma que se abrirá una mesa de negociación que impulse una solución política aceptable para las cooperativas e individuales afectados. Ambas partes harán todo lo posible por hacer cumplir la Proposición No de Ley aprobada en el Parlamento a propuesta de Izquierda Unida.