Dos jóvenes emigrantes onubenses se ponen al frente del Consejo Político de Izquierda Unida en Francia

  • Posted on: 3 May 2014
  • By: Huelva

Alejo Beltrán, de 28 años, y Miguel Diéguez, de 27, han sido elegidos recientemente como el nuevo coordinador general y el responsable de Organización, respectivamente, de Izquierda Unida en Francia. Beltrán y Diéguez son dos jóvenes que militaban en Izquierda Unida en la ciudad de Huelva y tras emigrar a diferentes localidades francesas donde trabajan actualmente se han incorporado a la dirección política que tiene Izquierda Unida en Francia, en la que militan emigrantes españoles residentes en este país. Beltrán reside en la ciudad de Montpellier, donde trabaja como fisioterapeuta, mientras Diéguez vive en Lyon donde ejerce como docente.

Ambos provienen de la Asamblea Local de Izquierda Unida en Huelva, en la que Alejo Beltrán llegó a formar parte de los consejos local y provincial de Izquierda Unida. El nuevo coordinador general de Izquierda Unida en Francia declara que “nuestro objetivo es mantener e incrementar la actividad política de nuestra organización en este país donde cada vez se ven obligadas a venir más personas emigrantes procedentes de España por culpa del exilio económico que los recortes y el paro están provocando”.

Beltrán explica que “nuestro caso, como el de muchas otras personas, sobre todo jóvenes, demuestra que las nefastas políticas antisociales y de recortes que está ejecutando el gobierno del PP someten a miles de personas al exilio por motivos económicos y generan un cada vez mayor flujo de población emigrante que no pueden acceder a trabajos dignos en España”. Beltrán añade que “a pesar de esto, nos negamos a resignarnos y por eso mantenemos nuestra actividad política en el exterior para rebelarnos contra la injusticia social que está haciendo que se incremente la emigración”.

Actualmente en Francia residen más de 215.000 españoles, según datos del Instituto Nacional de Estadística, y se ha registrado un incremento de casi el 10% respecto al año pasado. Aunque Beltrán precisa que “estas cifras son mayores, en realidad, ya que muchas personas no se registran como emigrantes”.

Beltrán explica que “en Francia, como también hace Izquierda Unida en otros países de la Unión Europea, organizamos actos y movilizaciones para que la población emigrante disponga de medios para defender sus derechos y ser protagonistas de la acción política de izquierdas”. En este sentido, Beltrán explica que “actualmente nos encontramos inmersos en la programación de actividades para las elecciones europeas, para hacer que la población emigrante se implique activamente y denunciar el proceso de expulsión de nuestro país que los poderosos están provocando y que obliga a miles de jóvenes a abandonarlo por no poder someterse a las condiciones de pobreza que nos quieren imponer por culpa del paro y de la precariedad laboral”.