El pleno del Ayuntamiento de Huelva aprueba todas las mociones defendidas hoy por Izquierda Unida

  • Posted on: 28 September 2016
  • By: Huelva

El Consistorio de la capital onubense acuerda, a propuesta de IU, rechazar el proyecto de Gas Natural en Doñana y reclama la paralización de las obras con las que la multinacional quiere convertir el subsuelo de este valioso espacio natural en un gigantesco almacén de gas que podria acarrear graves y numerosos riesgos sísmicos, medioambientales y contaminantes.

El pleno del Ayuntamiento de Huelva ha aprobado hoy por unanimidad la moción presentada por Izquierda Unida para que se completen los equipamientos que faltan en el Parque Antonio Machado. La aprobación de esta iniciativa supone también que el Ayuntamiento tiene que construir una zona para para perros situada fuera del parque. Respecto a esto, la concejala de IU, Mónica Rossi, ha denunciado que “la zona canina que el Ayuntamiento ha vallado en el interior de este parque no es lo que los vecinos del mismo están reivindicando y además incumple la moción aprobada también por unanimidad el pasado mes de marzo, según la cual el parque para perros debía haberse habilitado fuera del parque”. Rossi también ha llamado la atención sobre el hecho de que “el vallado de la zona para perros ha supuesto un daño evidente en el Parque Antonio Machado que perjudica su uso por las personas que acceden a este espacio”.

El pleno también ha aprobado la moción de Izquierda Unida por la cual rechaza el proyecto gasístico que la multinacional Gas Natural está ejecutando en Doñana. De este modo, el Ayuntamiento de Huelva acuerda rechazar el proyecto de Gas Natural, además de reclamar tanto a la Junta de Andalucía como al Gobierno en funciones de Rajoy que intervengan para paralizar las obras que ya está realizando la empresa gasística. Sólo el Partido Popular ha votado en contra de esta iniciativa.

Al respecto, el portavoz municipal de IU, Pedro Jiménez, ha destacado que “lo que Gas Natural quiere hacer en Doñana acarrea infinidad de riesgos medioambientales, sísmicos y de contaminación de acuíferos, pues pretenden convertir el subsuelo de Doñana en una gigantesca bombona de gas, con capacidad para almacenar un tercio de toda la reserva de gas de España. Para este peligroso proyecto, la empresa no ha aportado nunca los estudios geológicos que la legislación exige y ha cuarteado el proyecto en cuatro partes para obtener Autorizaciones Ambientales que no recogen las graves consecuencias que supone el plan de Gas Natural en su totalidad”.

También ha resultado aprobada por unanimidad otra moción defendida por Izquierda Unida para que no proliferen más infraviviendas en la barriada de Santa Lucía, como están denunciando vecinos de la barriada y los propios técnicos del Área de Rehabilitación. De este modo, el Ayuntamiento se compromete a derribar e impedir la construcción de infraviviendas ilegales en esta barriada, logrando así que se cumplan los objetivos del plan Casa por Casa y que los residentes puedan vivir en condiciones dignas. Esta misma moción fue aprobada en 2014, pero nunca llegó a cumplirse por parte del equipo de gobierno anterior.