El préstamo de 65 millones de euros obtenido por el Ayuntamiento de Huelva de Cajalmendralejo y aceptado en siete días llevará aparejado nuevos recortes laborales y aumento de tasas e impuestos

  • Posted on: 23 September 2014
  • By: Huelva

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Pedro Jiménez, advierte que el alcalde dejará el Consistorio como “tierra quemada” una vez que abandone el gobierno municipal

El último préstamo bancario de 65 millones de euros solicitado por el Ayuntamiento de Huelva y concedido in extremis por la entidad extremeña Cajalmendralejo ha servido para poner en evidencia la auténtica situación económica en la que el equipo de Gobierno del Partido Popular que preside Pedro Rodríguez ha sumido al Consistorio. Prueba evidente de ello, según advierte Pedro Jiménez, portavoz municipal de Izquierda Unida, es que “finalizado el plazo legal establecido por el mismo Ayuntamiento para recibir ofertas del préstamo por un primer importe de casi 70 millones de euros, no concurrió ninguna entidad bancaria”.  Sin embargo, Jiménez ha explicado que de forma sorpresiva el pasado 16 de septiembre se presenta una oferta por la entidad Cajalmendralejo por un importe de 65.679.252 euros, inferior en cuatro millones a la cantidad solicitada por el Ayuntamiento.

La cuarta iniciativa financiera puesta en marcha por Pedro Rodríguez para acogerse a medidas extraordinarias y urgentes de liquidez contra la morosidad de su ayuntamiento  ha tenido que hacerse deprisa y corriendo y, según Pedro Jiménez, ha provocado el retraso del Pleno de septiembre, previsto para mañana, hasta el lunes 29. El portavoz de Izquierda Unida llama la atención sobre el hecho de que en solo una semana el alcalde se ve obligado a aprobar la única oferta que le ha llegado, “aceptando sin rechistar las condiciones impuestas por Cajalmendralejo”.

Pedro Jiménez ha advertido que este nuevo préstamo lleva aparejado un plan de pago con las respectivas medidas de ajuste y recortes que, se teme, “seguirán pagando los trabajadores y trabajadoras municipales y las familias onubenses”.

Las medidas que acarrea este cuarto crédito se basan en incrementos de tasas e impuestos municipales y reducción de gasto en personal por una cuantía de 10 millones de euros en 2014, que serán 11 en 2015 y 12,5 en 2016 y años sucesivos. Por no hablar, dice Pedro Jiménez, de la fórmula de pago. Nada menos que 53.388 euros diarios en intereses deberá pagar el Ayuntamiento a los bancos este año y 110.000 en 2016. En medio dejan, curiosamente, el año electoral, durante el cual Pedro Rodríguez se da un respiro para alegrar las arcas y disponer de liquidez en campaña electoral. De esta manera pospone el pago del grueso de la deuda bancaria a partir de 2016, con las elecciones ya pasadas.

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento asegura que las cifras son tozudas y dejan claro que el problema de insolvencia financiera y política del Ayuntamiento de Huelva que dirige Pedro Rodríguez no se solucionaba con un cambio de caras en la concejalía de Economía y Hacienda, sustituyendo a Juan Carlos Adame por Saúl Fernández, ya que el “auténtico culpable y responsable del desastre económico del Consistorio es el alcalde”.

 “Los planes de Pedro Rodríguez presentados al Ministerio de Hacienda para hacer frente solo a la deuda bancaria de casi 270 millones reconocida se basan en suposiciones sin fundamento, como enajenar bienes municipales por valor de 15 millones de euros (que no se venden); mejorar la recaudación municipal en tres millones de euros despidiendo a la plantilla encargada de su cobro (Recaudación) o esperar que el mercado inmobiliario se estabilice (algo imprevisible) y obtener mayores ingresos vía tasas y licencias”, concluye el portavoz de IU.