Izquierda Unida denuncia que la gestión del Partido Popular lleva al Ayuntamiento de Huelva al rescate financiero y a la parálisis económica

  • Posted on: 7 March 2014
  • By: Huelva

“Lo veníamos anunciando desde hace varios meses: la huida hacia delante del Ayuntamiento de Huelva, en lo que a gestión económica se refiere, solo podía terminar en la paralización económica y la asfixia financiera” ha declarado el portavoz municipal de Izquierda Unida, Pedro Jiménez.

Jiménez precisa que la petición de un nuevo préstamo por parte del Ayuntamiento de Huelva por importe de 93 millones de euros se sumará a la deuda financiera del consistorio que asciende hasta los 223 millones, producto de los tres préstamos para pago a proveedores anteriores, más la deuda a largo plazo anterior a 2011 y las operaciones a corto plazo. En este cálculo no entra la deuda comercial que supera en el pasado trimestre los 47 millones de euros, según el último informe de morosidad emitido por la intervención municipal.

Con estos números el Ayuntamiento onubense se ve obligado a hacer frente a una cuota anual de deuda bancaria en 2014 de más de 18,8 millones de euros: 51.000 euros diarios. Esta factura anual se incrementará en 2015 al finalizar en ese año los periodos de carencia en la amortización delos dos últimos préstamos para el pago a los proveedores y habrá que añadir el coste de este nuevo préstamo, si es que el ministerio accede a concederlo, del que desconocemos las condiciones financieras. En cualquier caso, situará la deuda bancaria del Ayuntamiento cercana a los 340 millones de euros.

Además, la concesión del préstamo conllevaría la exigencia de cumplimiento de unas duras condiciones que habrían de añadirse a las medidas de ajuste ya aprobadas por el partido popular en nuestro Ayuntamiento, como la subida de tasas, reducción de salario, minoración en los contratos de servicios, venta de patrimonio municipal, etc. Entre estas nuevas medidas de ajuste se encuentran la reducción de al menos, un 5% sus gastos de funcionamiento correspondientes a los capítulos de personal y de gastos corrientes y servicios en el primer ejercicio presupuestario en el que se apliquen las medidas, financiar íntegramente el coste de los servicios públicos mediante la aplicación de tasas y precios públicos, no se podrán adquirir, constituir o participar en la constitución de nuevos organismos, sociedades, consorcios o fundaciones, y otras medidas que también repercutirán en los trabajadores del Ayuntamiento, en los de las empresas que le prestan servicios y en la ciudadanía de Huelva; empeorarán las servicios y se incrementaran las tasas e impuestos municipales.

Jiménez denuncia que “al Alcalde de Huelva no le importa condicionar la gestión municipal para los próximos diez años, asfixiar económicamente al ayuntamiento durante muchos años con tal de disponer de fondos para poder realizar la política populista a la que nos tiene acostumbrados, ante la cercanía de las elecciones municipales del próximo año”.

Según explica Jiménez, “la gestión del Partido Popular, con Pedro Rodríguez a la cabeza ha llevado al Ayuntamiento a una difícil situación, de la que será muy complicado salir y que evidencia la necesidad urgente de un relevo en la dirección política de la ciudad. La era Rodri finaliza dejando un lastre económico que dificulta enormemente el desarrollo futuro de Huelva. Con esta nueva medida, Pedro Rodríguez no está en condiciones de garantizar los puestos de trabajo del Ayuntamiento de Huelva, como demuestra los despidos de los cinco trabajadores del servicio de recaudación municipal.”