Izquierda Unida exige al Ayuntamiento que tome las riendas del conflicto con los fosfoyesos y asuma sus competencias ante la Audiencia Nacional

Mónica Rossi advierte a Gabriel Cruz en una moción de que tiene “la competencia exclusiva para declarar los suelos contaminados” y le pide “reaccionar tras tres años perdidos”.

La portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huelva, Mónica Rossi, ha presentado una moción para el pleno municipal de este miércoles en el Ayuntamiento de Huelva en la que exige al consistorio “que tome las riendas del conflicto con los fosfoyesos” ejerciendo las competencias “únicas” que tiene la administración local para la declaración de suelos contaminados.

La petición en el pleno municipal se basa en un decreto emitido por la Junta de Andalucía, concretamente el 18/2015, por el que se aprueba el reglamento que regula el régimen aplicable a los suelos contaminados y que otorga al ayuntamiento la potestad de realizar esta declaración sin necesidad de que medie ninguna otra administración u organismo.

La moción exige en uno de sus puntos que, en relación a las balsas de fosfoyesos, el Ayuntamiento se persone ante la Audiencia Nacional y haga valer ante el tribunal su carácter de administración con competencia exclusiva en materia de suelos contaminados y en virtud de ese decreto “asuma la dirección del proyecto con el fin de garantizar que lo que determine el Comité de Expertos sea lo que finalmente se lleve a cabo por Fertiberia”.

Del mismo modo, el texto que irá a pleno también pide que el Ayuntamiento de Huelva haga efectiva de manera inmediata la declaración de suelos contaminados y en concreto los terrenos liberados por la actividad industrial de la Avenida Francisco Montenegro, así como las balsas de fosfoyesos y el Centro de Recuperación de Inertes en el que se depositaron las cenizas de Acerinox.

Por último, también se solicita que el Ayuntamiento de Huelva manifieste “con más rotundidad que nunca” su rechazo al proyecto de Fertiberia.

Rossi ha lamentado que desde la aprobación del decreto que le otorga esta facultad, el alcalde se haya dedicado a “marear la perdiz” por lo que le pide que “reaccione tras tres años perdidos”.

La portavoz de Izquierda Unida ha recordado que es la tercera vez que la formación presenta una moción para declarar los suelos contaminados y que las dos anteriores fueron aprobadas (en julio de 2015 y junio de 2018) por el Pleno Municipal pero, sin embargo, Gabriel Cruz “no ha tenido la valentía de llevar a cabo el mandato democrático” y ha dejado correr el tiempo sin prestar atención al que “sin duda es uno de los problemas más importantes de Huelva”.

Rossi señala que ahora el alcalde “no tiene excusas” ya que “desde Izquierda Unida le ponemos en bandeja la fórmula para garantizar una adecuada solución para el problema de los fosfoyesos”, por lo que tiene que elegir entre “hacer lo que sabe que es correcto o volver a esconder la cabeza como ya ha hecho en otras ocasiones”.