Izquierda Unida lleva sus campañas Limpiando Cortegana y Somos Cultura a la pedanía de Valdelamusa

  • Posted on: 24 January 2019
  • By: Huelva

El próximo sábado, 26 de enero, la Asamblea Local de Izquierda Unida de Cortegana realizará varias actividades que tendrán lugar en Valdelamusa, enmarcadas en las dos campañas que viene efectuando desde hace más de un año: Limpiando Cortegana y Somos Cultura.

Así, a partir de las diez de la mañana en el Casino Minero partirán los participantes en un sendero que recorrerá el entorno de esta pedanía minera de Cortegana donde se podrá disfrutar de paisajes impresionantes y visitar la Mina Confesionario, para reivindicar la puesta en valor del patrimonio minero de la zona, ya que se aprovechará este recorrido para dar a conocer la historia de cómo comenzó la explotación minera en la zona y los orígenes de Valdelamusa.

Ya por la tarde, a las 19 horas, en el Salón Cultural se presentará el libro "Onubenses en el ejército republicano: El batallón Riotinto" de la mano de Félix Ramos Toscano, coautor del mismo, y aprovechando este territorio con tanta importancia histórica el acto finalizará con un modesto homenaje a su último alcalde republicano, Valeriano Tristancho Fernández que fue uno de los onubenses que formó parte del ejército republicano.

La campaña Limpiando Cortegana tiene como objetivo crear conciencia acerca de que no ensuciar nuestros bosques es una cuestión de educación y sentido común y que además persigue que las administraciones local, provincial y autonómica actúen para revertir esta situación: mantenimiento de caminos, limpieza de cunetas en carreteras o actividades de concienciación tanto para turistas como vecinos y vecinas

La campaña Somos Cultura se ha puesto en marcha por la necesidad de revertir la decadencia cultural a la que está siendo sometida Cortegana en los últimos años con la intención de volver a situar al municipio como un referente de la comarca donde siempre ha sido culturalmente muy activa. Para ello, se han realizado actividades como poner en valor el poblado del Carpio y la zona minera, los molinos olvidados por el Consistorio llenos, encuentros literarios, presentación de libros, y otras actividades culturales.