Izquierda Unida pide al Ayuntamiento de Punta Umbría que fomente el consumo y las compras de productos alimenticios locales y facilite la creación de empleo y la viabilidad de centros educativos y sociales

La Asamblea Local de Izquierda Unida en Punta Umbría ha presentado una iniciativa en el Ayuntamiento para que el Pleno puntaumbrieño inste a las delegaciones provinciales de Educación, Economía y Bienestar Social de la Junta de Andalucía a que fomenten la compra de productos locales a la hora de surtir a los centros educativos, residencias de mayores y Tiempo Libre. Los integrantes de la Asamblea costera, Miguel Ángel Gallego, y Víctor Ruiz explicaron la propuesta que tiene por objetivo fomentar el comercio próximo, el del pequeño y mediano comercio de la localidad desde las instituciones públicas y a través de sus compras directas o las que tienen concertadas con entidades sociales o privadas.
Miguel Ángel Gallego cree que el Ayuntamiento de Punta Umbría tiene mucho que decir y puede ayudar a dar el giro necesario al consumo para beneficiar al sector comercial de la localidad marinera. La idea de Izquierda Unida no es sólo ayudar a los productores locales sino también a los de otras áreas cercanas.
Gallego ha explicado que “no puede ser que en Punta Umbría, siendo puerto pesquero y teniendo otras localidades próximas con explotaciones agrícolas, los niños y niñas de las guarderías, residentes de centros de la tercera edad o visitantes del centro de tiempo libre consuman tilapia o panga (pescados asiáticos) o garbanzos mexicanos”.
Izquierda Unida de Punta Umbría se basa en la reciente Proposición no de Ley aprobada por el Parlamento Andaluz sobre Comercio Justo y de Proximidad para argumentar su propuesta. Aunque Miguel Ángel Gallego ha criticado el papel jugado por el Partido Popular en este asunto. “Mientras la parlamentaria andaluza del Partido Popular, la puntaumbrieña María Sacramento, presume de defender los intereses de los empresarios de Punta, vota contrariamente en la Cámara regional a propuestas que buscan precisamente revitalizar el comercio local y ayudar al consumo de productos tan ligados a la localidad como el pescado”, dijo Miguel Ángel Gallego.
La propuesta que Izquierda Unida lleva al Consistorio puntaumbrieño también pide que se recupere la elaboración propia en centros públicos de productos alimentarios elaborados en contraposición con las líneas frías o de catering. A su juicio, esto facilitará decisiones directas y autónomas a la hora de adquirir productos locales por proximidad y criterio social, aumentará la calidad al usar productos frescos y posibilitará el aprovechamiento de los recursos humanos y materiales.
Gallego pone como ejemplos la guardería infantil La Canoa, con cocina y elaboración alimentaria propia, y el centro de tiempo libre Pinos del Mar, donde el servicio de cocina y personal permanecen sin actividad seis meses al año. Y añade que ambos servicios podrían cubrir las necesidades del municipio en cuanto a elaboración alimentaria se refiere en vez de ser destinado el personal a otros centros o despedidos por ceses de actividad.

Moción en Diputación: Fomentar el consumo y producción local

El portavoz de Izquierda Unida en la Diputación de Huelva, Rafael Sánchez Rufo, llevará al próximo Pleno provincial una moción encaminada a que la Cámara inste a la Junta de Andalucía a que ponga en marcha un Plan de Contratación Pública Alimentaria de proximidad andaluza, con el objeto de impulsar la contratación pública de alimentos con criterios sociales y ambientales. La moción presentada por Sánchez Rufo pretende que la Diputación inste a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte a poner en marcha pliegos de condiciones de contratación de servicios alimentarios donde se prime los criterios de calidad, sociales y ambientales en lugar de criterios económicos y que la misma Diputación se aplique la petición.
Al mismo tiempo, Izquierda Unida pide en su propuesta que la Diputación inste a los ayuntamientos de la provincia donde existan convenios educativos relativos a comedores escolares que fomenten y pongan en marcha pliegos de contratación para aplicar esta medida que beneficiaría al comercio local y a los productores alimenticios.