Izquierda Unida reclama a la Delegación Provincial de Salud que se ponga al frente del proceso de unificación hospitalaria en Huelva, lo paralice y abra vías de negociación con los sindicatos

El responsable del Área de Salud provincial de Izquierda Unida, Juan Manuel Arazola, anuncia que ante el proceso de unificación hospitalaria que se ha puesto en marcha en Huelva entre los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena, “reclamamos a la Delegada provincial de Salud de la Junta de Andalucía que se ponga al frente del mismo, lo paralice y abra vías de diálogo con los representantes sindicales de los trabajadores de ambos centros”.

Arazola asegura que “este proceso no se está llevando de la mejor manera para que se puedan cumplir objetivos que garanticen la mejora de la calidad asistencial a la población de Huelva, el incremento de la cartera de servicios y el mantenimiento del empleo”. Arazola añade que “al mismo tiempo es necesario despejar cualquier incertidumbre en el ámbito laboral y hacer los esfuerzos que hagan falta por parte de los directivos del complejo hospitalario onubense, para crear un marco de negociación efectivo con los trabajadores, con cuya opinión es imprescindible contar para poder culminar con éxito este proceso”.

Arazola precisa que “desde Izquierda Unida no ponemos en cuestión los posibles efectos positivos de la fusión de los hospitales de Huelva, pero sí el modelo y la metodología con que se está llevando a cabo esta unificación”. En este sentido, señala que “desconocemos el modelo final al que se aspira a llegar y el proceso se está basando en pequeñas alianzas y acuerdos entre distintos servicios y unidades asistenciales (Unidades Clínicas de Gestión), que no obedecen a un diseño previo y carece de dirección política que garantice la equidad, y evite la generación de disfunciones y desigualdades, que, al gestarse la unificación de forma atomizada y sin la suficiente participación y negociación, pudieran generarse”.