Pedro Jiménez asegura que la Reforma Electoral de Rajoy es “una cacicada” diseñada para salvar a alcaldes como el de Huelva

  • Posted on: 20 September 2014
  • By: Huelva

El Grupo Municipal de Izquierda Unida propone en una moción que el Pleno del Ayuntamiento rechace la propuesta del Partido Popular que abre la puerta a que un alcalde sea elegido con un 20% de votos y el 80% de oposición ciudadana
El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huelva lleva al próximo Pleno una moción contra la reforma electoral del Partido Popular que pretende cambiar la actual Ley que regula la elección de alcaldes. El portavoz de Izquierda Unida en el Consistorio, Pedro Jiménez, asegura que con estas iniciativas municipales se pretende “frenar la cacicada que propone y defiende el PP de Mariano Rajoy y Pedro Rodríguez” y asegura que el objetivo del PP “es conservar el poder a toda costa, incluido el Ayuntamiento de Huelva, ante el creciente descontento ciudadano mostrado en las pasadas elecciones europeas”. Según Pedro Jiménez basta repasar el mapa municipal y los resultados electorales para comprender el porqué de esta reforma electoral que más bien se asemeja a “un golpe de estado de guante blanco, que retrotrae a España a los tiempos del caciquismo decimonónico y franquista y que tantos y variados seguidores tuvo en Huelva y su provincia”.
La moción de Izquierda Unida propone que el Ayuntamiento de Huelva manifieste su oposición a cualquier reforma relativa al método de elección de concejales y concejalas y alcaldes y alcaldesas de las corporaciones locales. El portavoz de IU hace hincapié en la oposición de su Grupo a que se reforme lo relativo a la atribución de cualquier prima de representación por concejales a la lista o listas más votadas, “por vulnerar los principios de proporcionalidad y voto igual establecidos constitucionalmente”. Jiménez dice que el PP y Pedro Rodríguez son tan “frívolos” que equiparan un ayuntamiento con una vuelta ciclista donde se le conceden segundos de ventaja al corredor que llega primero a la meta.
La moción también pide que el Pleno se oponga “a la atribución de la Alcaldía a la lista más votada cuando no tenga el respaldo de la mayoría de los concejales elegidos en voto igual mediante un sistema proporcional y constituidos en el Pleno del Ayuntamiento”. Y añade su oposición a que el Pleno municipal pueda ser constituido por concejales y concejalas que no hayan sido elegidos en el mismo acto electoral mediante sufragio universal, igual, libre, directo y secreto, tal como establece el artículo 140 de la Constitución española”.
El portavoz de Izquierda Unida advierte que con la propuesta del Partido Popular se abre la puerta a que puedan ser alcaldes y alcaldesas los candidatos que hayan obtenido menos del 20% de los votos y que obviamente cuentan con un 80% de oposición ciudadana.
Pedro Jiménez recuerda que mientras ahora el PP trata de colar esta “cacicada” antes ofreció a Izquierda Unida la posibilidad de presidir la Diputación de Huelva con el respaldo de sus trece diputados, teniendo IU un solo diputado de los 27 elegidos. Y reafirmó la petición de dimisión inmediata a los alcaldes y concejales del PP que ostentan y sostienen alcaldías de listas no mayoritarias en Alosno, El Campillo, San Juan, Arroyomolinos, Almonte, Fuenteheridos, Lucena, Niebla o Villablanca.
Pedro Jiménez asegura que el Partido Popular y Pedro Rodríguez han perdido 4 concejales en las tres últimas citas electorales por lo que parecen tener claro que en mayo de 2015 no revalidarán la mayoría que conservan por muy poco. Las Europeas fueron un aviso y ahí se visualizó la debilidad del PP en Huelva. Con esos datos en la mano el PP pasaría de los actuales 14 concejales a 9. La tendencia es clara, subraya Pedro Jiménez, por eso Rajoy quiere “cambiar las reglas del juego cuando el partido se está acabando”.